You are currently browsing the tag archive for the ‘cine’ tag.

Ha desfilado por la alfombra roja del festival otra cinta con serias sospechas de amarrar algún premio. La crítica ha caído rendida a las brillantes interpretaciones de Javier Rey y María León, una cinta con una historia que te hará soltar más de una lágrima de forma irremediable.

Los hermanos César Esteban Alenda y José Esteban Alenda han triunfado con su estreno en el Festival de Cine de Málaga. El patio de butacas aplaudió la agridulce historia de amor en la que nos sumergen los personajes, tan bien construidos y llevados por los pedazo de actores Rey y León.

Una trama que, aunque arranca con un tufo a ciencia ficción de bajo coste, enseguida coge forma con la intriga que destapa María, quien ha tenido junto a su compañero el privilegio de llevar sus propios nombres en el filme Sin fin. Misterio que va enhebrando conforme avanza la historia entre la pareja y ansías conocer los motivos por los que aparece metida en la bañera de aquellas maneras y con esas intensiones.

La fotografía se hace imprescindible y ligada al picante guión de Los Alenda. Como si una mano saliese de la pantalla, los hermanos nos cogen y nos trasladan a cuando teníamos 20 años, después a los 35, y así durante toda la cinta. Vives la misma historia de Javier y María, viajas en el mismo autobús y hasta llegas a desear amarse de esa forma tan bonita y especial.

La música ha sido un regalo a nuestra España cañí que también contrasta y se enlaza con la trama que llevan las tres generaciones de la pareja. Una caracterización, en el caso de él, sublime; por momentos han hecho dudar al público de que Javier de adolescente era interpretado por otro actor, y sin embargo era en todo momento el mismo.

Hay numerosos puntos álgidos donde los hermanos Alenda, por culpa de la excelente interpretación de León y Rey, no te dejarán sujetar las lágrimas. El tratamiento del paso del tiempo y la moraleja que pulula en el ambiente hace que reflexiones sobre las relaciones personales. Y todo ello a pesar de estar pulcramente ligado a los golpes de risa que obligatoriamente se te escapan con María León. Sin duda un buen producto que, a buen seguro, auguro éxito.

Por @alvaroRoldan_

Tuteledigital.es

Ha sido todo un privilegio disfrutar de uno de los mejores actores de España con este filme que presentan en el Festival de Cine de Málaga. Sacristán da una guantada sin manos, sin querer, al machismo y pone en relieve la importancia de la mujer en todos los sentidos.

Pau Durá se estrena como director de una comedia, donde además de provocarnos golpetazos de risa en algunas ocasiones, nos enseña un valor tan fundamental como el de la unión familiar, el compañerismo y el amor. Un filme casi cien por cien entre hombres, la presencia femenina es el hilo oculto conductor.

La simpleza de quedarse unos días con su nieto hace del personaje hippie de Sacristán un maremagnum de emociones que llegan hasta la más pura inestabilidad. En la cinta de Durá todo son detalles, desde el nombre del coche (Ulises), pasando por el cariñoso tratamiento de la isla canario donde está rodada, y hasta el propio título de la cinta.

El abuelo al que interpreta impecablemente José Sacristán en Formentera Lady no realizó sus funciones como padre y ahora le toca hacerlo directamente con su nieto, sin apenas nociones de como llevar la situación y amparando en todo momento la ayuda de una mujer. Un descontrol que finalmente se refleja en su propia familia; el niño casi muere quemado y su hija, en la cárcel.

Precisamente esa forma de pordiosear auxilio a las féminas de su entorno es un claro grito al que quiere llegar la película de Durá; las mujeres son necesarias, son el resultado de casi todo y por lo que todo gira, quiere dar a entender Formentera Lady.

Reparto de Formentera Lady en rueda de prensa del Festival de Cine de Málaga

El niño, en el cuerpo de un casi estrenado en pantalla Sandro Ballesteros, representa el problema en la vida del hippie de Samuel. Un Ballesteros bastante directo y sincero ya que, tras rodar con uno de los grandes del cine, asegura que “¡No lo conocía!“, provocando simpatía en todos los medios allí presentes.

La fotografía mima a las islas de tal forma que, en contraste con la atractiva música escogida por sus productores, hace de la cinta un buen empaque con guión incluido, y adornado con la ya mencionada trama feminista interna que hacen de la cinta una gran apuesta para estar entre las favoritas del público.

Por @alvaroRoldan_

Tuteledigital.es / Roloteca.com

El Teatro Cervantes se derritió en aplausos al término de la proyección estrenada en el Festival de Cine de Málaga, y sus protagonistas presentes, absorbieron todos los vítores del público y medios. Jefe nos presenta a los dos tipos de mandamases que gobiernan la mayoría de empresas.

El próximo 6 de Julio sale a la luz esta obra de Sergio Barrejón con Luís Callejo, Juana Acosta y Carlo D’Ursi, quien además ha sido productor de la película. Acerca al público a tu jefe, a un antiguo presidente de tu empresa, o quizá a ti mismo. ¡Alerta SPOILER!

Con esta comedia, a veces dramática, es imposible que Barrejón y D’Ursi no cayesen en el desorbitado estereotipo del jefe odiado, homóbofo, borracho, descuidado, derrochador y vividor, según palabras de los propios creadores; pero quizá era complejo sacar esa bondad, humildad y sensibilidad del mandamás en el que se ha enfundado Luís Callejo.

César, el jefe de una empresa por la que pululan unos cuantos de millones, y que por su inestable y viciosa forma de vida todo se va al traste. Mujeres, alcohol, droga y una vida vacía es lo visible en el personaje de Callejo. Un personaje que ha sabido acercar a las butacas con una pulcra interpretación que camina a caballo entre la maldad y la bodad; entre la comedia y el drama; entre la risa y el llanto.

Sin embargo no podría faltar ella, la empleada de la que el jefe se aprovecha en todos los sentidos, la ‘currita’ que debe obedecer o de lo contrario estará despedida. Juana Acosta borda un papel en el que además hace guiño a su idioma y nos habla en un caluroso colombiano que nos transporta a esa empleada extranjera que tiene que hacer malabares para llegar a fin de mes, y encima, mandar dinero a su familia en su país.

Más que estereotipo es la pura y cruda realidad de un país que intenta progresar pero sigue estando controlado por señores con corbata. Es claramente una guantada sin manos por parte del feminismo, porque además, todo el mundo del mandamás se desmorona y viene abajo hasta el punto de recurrir a una empleada (desempleada) para salir adelante. Una descarada ironía que es el hilo conductor de la película.

Reparto de Jefe en la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga

Tanto ha gustado a la crítica que ha extrañado que no cuente con el respaldo de la Sección Oficial de Largometrajes del Festival de Cine de Málaga hasta donde ha llegado. D’Ursi contesta: “Nos conformamos con estar aquí y confiamos en los organizadores del Festival; nuestro premio es estar aquí y que guste tanto hasta el día del estreno que se hable por todos lados“.

Y es que justamente debería tener ese mérito de concursar en Sección Oficial. Una de las cintas que más aplausos ha recibido por su guión y trama, por un reparto actoral que brilla en cada tiro de cámara, y una participación secundaria de Adam Jezierski (Física o Química) que ha cautivado a toda la sala de butacas como si fuese parte de los protagonistas.

Por @alvaroRoldan_

Tuteledigital.es / Roloteca.com

Un nuevo filme se ha paseado por la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga. Belén Rueda ha sido vitoreada al término de la cinta tras un excelente trabajo junto a Eva de Dominici en un miedo que ha traspasado la pantalla tras el coqueteo con el insomnio.

Efectivamente la interpretación de una de nuestras actuales joyas del séptimo arte no ha defraudado a la crítica, aunque pocos trabajos de la rubia suelen suspender en la gran pantalla. No dormirás quizá tenía demasiadas expectativas para un resultado regulón. ¡Alerta SPOILER!

El hilo conductor que pretendía seguir su director, Gustavo Hernández, parecía entusiasmar a los presentes en la butacas. Una actriz empedernida con la pasión deambulando por la dejadez que se le presenta el papel más arriesgado de su vida, y lucha hasta conseguir una oportunidad. Claro que no sabía que la interpretación del personaje por el que iba a ser recordada hasta su muerte iba a transitar entre los antiguos muros de un abandonado psiquiátrico.

La imponente presencia del tenebroso edificio, la sobresaliente fotografía, y sobre todo, su perfecta iluminación, hacen que la obra uruguaya, argentina y española tenga más atractivo aún conforme empiezan los primeros tiros de cámara. Rueda aparece en otra época y con aires de grandeza que bien sabe sostener su rostro. Hasta aquí todo perfecto.

La película va perdiendo fuelle conforme va rodando las letras de su guión en boca de una sublime Eva de Dominici o una Natalia de Molina (que por cierto a veces parecía andaluza y otras argentina con matices) La historia que pretende representar la directora que encarna Rueda se difumina tras casi 45 minutos de cinta. Olvidas lo que están haciendo y por qué han terminado en ese lugar.

El acierto de su localización, el reparto actoral y la pulcritud de la iluminación y sonido, insisto, salvan a la película de un suspenso raspado. El thriller psicológico que pretende mantener al personal sin dormir empieza a cabecear cuando la trama se entremezcla con un segundo hilo conductor de la realidad a la que parece llegar la protagonista de la obra que representa De Dominici.

Gustavo Hernández intenta contarnos las graves consecuencias de no dormir más de 108 horas, los estados de ficción en los que podemos entrar, pero sin embargo termina la cinta con una sensación de inconformidad, de no haber entendido por qué arde el personaje de Rueda y el antiguo psiquiátrico, y por qué hay público observando la supuesta obra. Quizá haya que volver a verla; quizá tenga alguna que otra hoja de guión traspapelada…

Por @alvaroRoldan_

Tuteledigital.es / Roloteca.com

El Festival de Cine de Málaga sigue escupiendo joyas del séptimo arte, y no sólo proyectos en sí como películas, documentales, cortos y series, sino el disfrute al que nos someten muchos de esos trabajos con interpretaciones como las de Mona Martínez en Ana de día.

Andrea Jaurrieta nos introduce aún más dentro de nosotros mismos a través de la piel de Ingrid García-Jonsson. Aunque cuenta la historia de una chica clásica que se encuentra con su doble y quiere huir hacia el otro extremo de su personalidad, la cinta nos distrae con la magnífica presencia de Mona Martínez, la dueña de la pensión en Ana de día. Atención SPOILERS.

La idea de la joven directora parece sencilla y directa: nos quiere hacer ver las dos personalidades que cada uno llevamos dentro para, una vez tocado fondo con la prioritaria, con la que usamos normalmente, nos lleva de viaje hacia la antítesis de nuestro yo. Ingrid es una abogada afincada en lo sencillo y natural, lo tradicional, pero huye hacia un mundo poco aceptado por muchos, hacia donde ni ella pensaba llegar: prostitución, libertad y lo desconocido.

Jaurrieta ha escogido un excelente reparto protagonista para contar su historia, un acertado escenario para transportarlo hacia nuestro pensamiento con notable realismo, pero se queda corta en guión y trama. Tan débil que nos distrae con una pulcra actuación de Mona Martínez (Vis a vis, Paquita Salas, Al sur de Granada) que hace que sólo queramos estar en la cocina de Sole.

Sole es la dueña de la casa-pensión donde termina la antítesis de Ana (Ingrid García-Jonsson) Un espacio cañí, noventero y alejado del clasicismo al que viene estando acostumbrada la protagonista. Los tiros de cámara y las secuencias con Sole eran largas, sin apenas guión, pero dignas de admirar por la cantidad de información que proyectaban sus delicados gestos y miradas. Un verdadero privilegio.

Rueda de prensa con el reparto de Ana de día, Festival de Cine de Málaga

Y es que cuando oyes y ves a la Sole, ves a tu madre, a tu abuela, a tu tía, o te ves a ti misma. Mona hace de Sole un trocito de cada casa con su espontaneidad y naturalidad que parece no estar rodando, nos introduce dentro de la cinta cuando nos salimos de ella por el recortado guión, y hace entender la importancia de que Ana de día esté donde está.

La cinta ha sido presentada en el Festival de Cine de Málaga y la propia Mona Martínez parecía sorprenderse de ello en rueda de prensa: “Cuando me dijeron que Ana de día venía al Festival de Málaga fui a visitar al Fray Leopoldo para pedir una promesa”, confesó la malagueña que además revela que tuvo que pensarse su participación en la cinta de Andrea Jaurrieta.

Por @alvaroRoldan_

Tuteledigital.es / Roloteca.com

Cronista y fundador

@alvaroRoldan_
Periodista, amante de la tele y un deslenguado digital. Aquí estás porque he piado, porque he piado aquí estás. #piandoenAlto