jjv

Una imagen vale más que mil palabras y esta foto resume el descarado nerviosismo del programa estrella de Telecinco. A estas alturas todos sabréis del histórico rendimiento de la cadena de Mediaset ante Atresmedia abandonando por la puerta de atrás sus míticos viernes. El show del talento pudo otra vez con el show del esperpento.

A bombo y platillo anuncia que el próximo viernes 10 de marzo y sábado 11 de marzo nada será igual en la programación del fin de semana de Telecinco: El “Deluxe” pierde la nomenclatura “Sálvame”, y por perder, pierde hasta su escaleta habitual. Ahora pretenden competir a cara descubierta contra “laSexta noche” con misma o similar temática. Lo que nos faltaba ya…
Y el día que Jorge Javier Vázquez y su equipo dejan libre frente al ansiado e intrigante estreno de “Tu cara no me suena todavía”, la casa de Paolo Vasile propone lo nuevo de “La voz kids” (que evidentemente ya lleva días empachando los cortes publicitarios y demás productos de autopromoción para llegar a su público en tiempo récord)

También es sabida la humillación con la que la gran final de TCMS despidió al show rosa de La Fábrica de la tele de su zona de confort: El espacio de Manel Fuentes acumuló récord histórico (28,8% y más de 4.5 millones de telespectadores) frente al 13,5% y 1.7 millones que pudo tan sólo retener JJ.Vázquez y el tema ‘rococó’ de Alba Carrillo.
Con este escenario y tras medio año de pisotones, el “Deluxe” no tuvo más remedio que asumir una derrota que, no reconoce a boca llena, pero que evidencia con su desesperante salto de día. Ahora será “Sábado deluxe”, una mezcla entre los extintos programas también de la misma creadora (“La Noria”, “El gran debate”….) para chocar (o intentarlo) de frente con el político y asentado espacio de Iñaki López en La Sexta. La cadena ya lanza sus mítico cebos con lo que hablará dicho día: temática del bus transfóbico de Madrid y el revuelo de la gala Drag de Las Palmas de Gran Canaria. Toda una novedad (NO)…

Pero ya pasó hace algunos años. El “Deluxe” probó suerte los sábados, aunque nunca en solitario (siempre como desdoble de su día oficial, los viernes) Fue realmente María Patiño quién probó la errónea estrategia de trasladarse a la sexta noche de la semana: el público sigue apostando por El Peliculón nocturno (si son ellas las que cogen el mando) o por el debate y análisis de la actualidad social y política (si son ellos)

Al modificar a la desesperada su escaleta, su nombre (y a saber si hasta parte de su equipo) Telecinco chilla sin darse cuenta su nerviosismo y desesperación ante dicha situación. El “Deluxe” no ha podido luchar contra los poderosos dardos de la de enfrente, y el remedio que ponen (tarde por cierto) es irse por la puerta de atrás y copiando, una vez más, a la competencia. A ver que opina la maruja que espera en su sillón ansiosa a las trifulcas entre Matamoros y compañía cuando se ponga a debatir si el bus de Hazte Oír hizo mal o no…

Por @alvaroRoldan_