Y cómo no, los celebrities son el ingrediente secreto del éxito. TVE consigue engordar sus datos de audiencia gracias al todopoderoso “OT, El Reencuentro” y un mediatizado “Masterchef”.

Por Álvaro Roldán – @alvaroRoldan_

Cuando la cadena estatal iba camino de encadenar otro mínimo histórico en sus datos mensuales, tiran por arte de mágia del pasado y enmiendan el mes y su programación. Aunque no tengo yo muy claro que haya sido tanta dosis de casualidad y más de estrategia previa con algún que otro manotazo en la mesa del departamento de programación ante tal catástrofe frente a las cadenas privadas.

El pasado mes de octubre La 1 resucitó parte de la historia de la televisión, el fenómeno OT, que aún palpitaba sigilosamente por separado en cada una de las 16 vidas que inauguraron aquel show de talentos, salió victorioso a la luz. La culpa la volvió a tener Gestmusic, casa creadora del gigante “Operación triunfo”, y se sacó de la manga un trío de exitosos documentales donde reencontraba a los dieciséis triunfitos de hace 15 años. La tele pública consiguió lo que no había logrado con la tele moderna ni con superproducciones: arañar fieles del talismán de Telecinco (“Gran hermano”) y ensombrecer (aunque leve) al mismísimo Jordi Èvole liderando en solitrio las noches dominicales. 

Obviamente con el esperado concierto del año tenían el poder asegurado. Tan obvio era que hasta Telecinco se dio por vencida y programó refritos de su mimada “La que se avecina” para que no sufriera el cantoso regreso de Loles León a la comedia de los hermanos Caballero. 

El siguiente éxito puede que sí contenga más ingredientes de casualidad que de reuniones en las mesas de programación de la RTVE: Masterchef Celebrity conquista a la audiencia. El conocido show de talento culinario se ha desvirgado en su faceta VIP por la puerta grande, con la ayuda, eso sí, del público hambriento de los documentales de “OT” que asistían fieles cada domingo noche. 

Esa misma noche lanzaban sobreimpreso en pantalla que se mudaban al martes en su segundo capítulo, con abandono de María del Monte incluído. TVE se ha visto fuerte y se ha venido arriba, quiere enfangarse juntos a sus compañeras de mando en la lucha por liderar audiencias. Pero casi; Loles León, Fernando Tejero, El Cordobés y compañía son fuertes, pero no como para pisotear a la cara bonita que estaba estrenando el Cine Cinco Estrellas con “El niño” de ojos océano profundo…

La siguiente baza con la que presumimos que va a empotrar a su infiel público será el regreso de la familia Alcántara, que tras los coqueteos con la justicia e inclusive con otras cadenas de televisión, vuelven ya mismo con nuevas historias que ahora ruedan.