España está divida. Unos conmocionados y aún de resaca por el histórico reencuentro de triunfitos tras quince años y otros porque, por narices, tenemos que tragarnos un sinfín de titulares y vídeos del evento que ha hecho a TVE engordar bastante su mes de octubre en audiencias.

Por Álvaro Roldán
@alvaroRoldan_

Perdí la cuenta de las etiquetas que acumuló anoche el top de trending topics en pleno concierto de los primeros concursantes de la Academia de cantantes más famosa del mundo. No solo se hicieron tendencia los nombres los propios triunfitos y sus míticos temas musicales sino que también destacaron en TT sus actos: ‘cobra’ gobernaba Twitter en mitad de aquel abarrotado foro musical.

Ni seguí los documentales previos ni mucho menos pensaba enchufar el concierto del año, y por ende, tampoco asistir en vivo directo a lo que muchos ya bautizaron como historia de España. No te digo que no lo sea, de hecho “OT, el concierto” es más mentado que otros hechos de rimbombante importancia en las entrañas del país.
Un sinfín de selfies, panorámicas e ‘Instaconcierto’ colapsaban el famoso portal de Instagram, los archivos multimedia de la red del pajarito y el time line de Facebook. La festividad de Todos los santos y hasta el mismísimo y todopoderoso Halloween ha pasado a un muy tercer plano por culpa de los triunfitos de TVE. Las portadas de los periódicos, las noticias destacadas y más leídas de los diarios digitales y lo más tuiteado del día ha sido el reencuentro musical de los niños de OT. Quién lo diría…

Menos mal que a los del Gobierno no les dio por hacer votación de investidura ayer, sino ni la dramática y peliculera dimisión de Pedro Sánchez hubiese quedado sepultada por la fiebre “OT, el reencuentro”. Y lo sabéis… Yo me barrunto que hasta todo esto estaría pensado, al final todo queda en casa… (TVE).

Muchos dicen a boca llena que estuvieron allí presentes, que asistieron al histórico gorgoreo de voces de los ahora famosos (y algunos famosillos; otros ni eso) primeros concursantes de “Operación triunfo”. Yo, como seguramente muchos de los que me estáis leyendo, también digo a boca llena que me lo perdí, a conciencia. Opté por cine en familia, ya que por cierto Telecinco trasladó a “La que se avecina” de sitio para huir del aplastamiento “OT”. El histórico reencuentro capturó a más de 4 millones de telespectadores y acumuló un fantástico 27,5% de cuota de pantalla; para La 1, un escándalo, de haber sido en una tele privada… no está mal.

Más de 7.000 RT y 10.000 likes en la cuenta de Twitter de Chenoa, esta semana más famosa y nombrada que el mismísimo Presidente del Gobierno (con la que está cayendo…) La foto de la NO cobra de Bisbal y ‘la del chandal’ la habrá visto hasta Sara Montiel, que en paz descanse (con esto de que fue la noche de todos los santos lo mismo quiso no perderse tal espectáculo televisivo…) y el abucheo multitudinario a Juan Camús también pululó con fuerza por los pasillos de las redes sociales. Y eso que no lo vi ni asistí en directo…

img_agarcia_20161031-222935_imagenes_lv_propias_agarcia_ot_1-kz0b-u4114706508480nc-992x558lavanguardia-web

Esta mañana mientras intentaba ponerme al día de la actualidad, como cada día, “OT” y su fiebre no me han dejado. Sin ir al concierto, lo he visto, me he enterado de las más importantes polémicas y hasta he caído en la tentación de usar el hashtag que hoy, día 1 de noviembre de 2016, siguen usando sin ser lógicamente tendencia.

Sí, tú también lo estás pensando… después de conocer el descontrol que ha sido “OT” en audiencias, en movimiento social y en prensa, Telecinco estará calentando motores para resucitar y reexplotar su también “Operación triunfo”. ¿Será en una casa de GH VIP, en una isla o en los escenarios de La Voz? Lo que sí puede que tengamos muy claro es que, sea lo que sea, Jorge Javier Vázquez estará metido en el ajo…

faldonporalvaro