Primera noche de batallas en La Voz. Históricamente, las batallas suele ser una de las fases del programa más espectaculares y recordadas, tras las audiciones, pero también suelen dejar más de una eliminación inesperada o injusta. Este año, unas cuantas…

Por Rubén Dorado
@RubenDoradoDíaz

Como sabéis cada coach puede “robar” a dos concursantes tras ser eliminados en otros equipos. Salir en la primera gala de batallas te da la ventaja de tener más opciones de ser robado ya que los coach tienden a desperdiciarlos en más de una ocasión. Eso siempre me ha parecido injusto hacia aquellos que actúan en próximas galas y por eso creo que los coach deben controlarse más y pensar mucho con quien aprietan el botón de robo. Veremos a continuación cómo se han portado en esta temporada.

EQUIPO SANZ (Y José Mercé)

Cristina Saiz VS Thais Rudiño. Cantan “Stairway to heaven”. Previsible batalla entre las rockeras del equipo Sanz. Es un gusto escuchar a Led Zeppelin en este programa. Ambas están más caladas en las estrofas y dan todo su potencial cuando desgarran y en las partes más agudas. Mucho más cómodas cuanto más “rockean”. Duelo empatado por lo que la llamativa presencia de Thais conduce la balanza a su favor. Melendi roba a Cristina. Es justo.
Noelia de la Flor VS La Cris. Cantan “Killing me softly”. La Cris vuelve a traer su máquina pero incluso cuando no la usan, su forma de cantar recurre constantemente a todo tipo de efectos y recursos. Noelia intenta compenetrar con aquello como puede y realmente su voz me atrae más, tiene más rollo. Malú apretó el botón antes de conocer la elección y creo que ha sido precipitado. Con Sanz permanece Noelia.
Natalia Oliveira VS Jeffrey Pop. Cantan “A thousand years”. Ambos tienen voces especiales y su dueto está cargado de sensibilidad, de delicadeza y ternura. No ha sido una actuación perfecta pero ha sido algo mucho mejor: emocionante. Sanz acierta quedándose con Jeffrey y ofreciéndole a Natalia un profesor de canto para que evolucione, ya que con un poco más de control y técnica puede ser realmente grande.

EQUIPO MALÚ (Y Pablo López)

Pamprán VS Mayte Maya. Cantan “Un ramito de violetas”. Batalla flamenca. Pamprán cantó este tema durante los castings por lo que la tiene más que ensayada y sabe destacar con ella. Mayte es un peso pesado y logra estar al mismo nivel. Alejando Sanz acciona el botón de robo antes de conocerse la decisión y Malú mantiene en su grupo a Mayte.
María Jaraiz VS Suzanna Abellán. Cantan “Rehab”. Suzanna se ha inventado un rap que ha introducido en plena canción. María tiene una gran imagen y logra tener buena presencia en el escenario pero su voz aún tiene que madurar un poco más. Suzanna en cambio es todo experiencia y personalidad, no se amedentra ante nada y es un gusto verla actuar, no puedes quitarle la mirada. Acertadamente Suzanna permanece. María hace un gran speech y tanto Melendi como Carrasco aprietan el botón de robo, quedándose ésta con Carrasco. Es otro robo equivocado, María tiene un gran camino por delante pero aún está verde para esto y están agotando los robos en un sólo día, cuando queda mucho bueno por ver.
María La Caria VS Lauriska. Cantan “Try”. Tras una audición en la que hizo pleno, María ha salido muy insegura a escena, dejándose comer terreno por una Lauriska que es dueña de una fantástica voz, pero eso es algo que ambas comparten. Son dos grandes voces y creo que en la seguridad y autoconfianza es donde radica la mayor diferencia. Malú se queda con María y me gustaría saber lo que piensa Lauriska, a la que su coach prometió llevar “hasta la final” si se quedaba con ella. Lauriska se va a casa sin que nadie la robe porque se han usado demasiado robos en vano hoy. Es realmente triste perder a alguien tan potente a la primera de cambio por la precipitación de los coach.

EQUIPO CARRASCO (Y Gloria Trevi)

Cristina Sánchez VS Carlos Torres. Cantan “Te espero aquí”. Cristina estuvo muy nerviosa durante los ensayos y tras su experiencia en las audiciones es meritorio que haya sido capaz de sacar la actuación adelante aunque no esté tan preparada para este concurso como Carlos. El tiempo le dará la experiencia y con ella, la seguridad que necesita. Carrasco toma la decisión acertada.
Esmeralda Colette VS Omar Xerach. Cantan “Satisfaction”. Actuación totalmente enérgica en la que Omar sube enteros respecto a su audición y Esmeralda se confirma como una de las grandes promesas de la competencia. Ella tiene toda la voz y la actitud. Carrasco se queda con Esmeralda y Sanz – o más bien José Mercé – roba a Omar.
Jon Lander & Iraide Irigoyen VS Joao Henrique. Cantan “Titanium”. Los tres realizan una versión muy curiosa: super personal y contenida. El dúo está muy correcto y más compenetrado que en la audición y Joao tiene una capacidad para transmitir y emocionar tremenda y eso está por encima de su afinación. Coincido con Carrasco en darle más tiempo en el programa a Joao.

EQUIPO MELENDI (Y Diego Torres)

Bandile VS David Peris. Cantan “Like I can”. La canción beneficia claramente a Bandile pero David logra llevarla a su terreno y pese a la energía empleada por Bandile, tiene problemas en las notas altas, por lo que me quedaría con el rockero, pero Melendi ha elegido a Bandile y David Peris es eliminado.
Mario Jiménez VS Jesús Reverón. Cantan “No me doy por vencido”. Era un dúo lógico porque ambos son dos chicos jóvenes con tendencia a un estilo un tanto antiguo. Jesús tiene más seguridad que Mario, tal vez demasiada, pero Melendi mantiene a Mario porque ya lo tenía pensado, como en la anterior batalla. ¿Para qué sirven las actuaciones entonces? Cualquiera sabe. Carrasco roba entonces a Jesús. Creo que no se debe apretar tan a la ligera el primer día, porque perjudica a los que actúan después.

La primera noche de batallas ha finalizado con sensaciones desiguales. Por un lado hemos visto grandes actuaciones y a algunos concursantes explotando aún más su talento. Por otra, los coach han desperdiciado una de las herramientas del programa: el botón de robo, y eso suele provocar injusticias, de las cuales ya hemos tenido la primera con la expulsión de Lauriska. Esperemos que no tengamos que lamentar otras expulsiones por esta precipitación. Lo descubriremos el próximo miércoles.

faldoncronica