El pasado domingo Jordi Évole estrenó en La Sexta su documental “Astral” hay que recordar, aunque todo el mundo lo sepa que esta cadena pertenece a Atresmedia, osea es un grupo totalmente privado. Unas cadenas más arriba, la pública nos regalaba un especial de Operación Triunfo, aquel programa que nos hizo creer que quizás podríamos ganar el festival de Eurovisión.

Por Pedro del Mazo
@PedrodelMazo

El documental rozó los tres millones de espectadores, la factura de la cinta no puede bajar del sobresaliente, no nos defraudó Évole con una buena fotografía que nos enseñaba la crudeza de lo que está pasando muy cerca, en nuestros mares.

En el otro lado, el mítico programa de Televisión Española, alcanzó los 5 millones de espectadores, el programa no defraudo a sus seguidores, buscando la lágrima, la emoción del reencuentro después de tantos años.

Pero para mi no deja de ser curioso que la televisión pública no emita en su primera cadena documentales como el que ayer nos regaló La Sexta. Es como si el servicio público que nos debería dar nuestra gran televisión estatal, nos la tenga que dar una televisión privada y que el ente entre en la guerra comercial como si fuese una privada.

Nos encantaría que nuestra televisión pública piense más en denunciar situaciones como lo que denunció Évole.

Un diez para La Sexta, un diez para Évole, para la pública…. ¿le ponemos nota?

faldonmazo-jpg