Sólo quedaba ella por enchufar la cámara 24 horas a su vida, aunque todos sabemos que van a ser bastantes menos. DKiss intenta reposicionarse y que mejor excusa que Anita Obregón para presentarse ante una audiencia que aún está resintonizando canales perdidos de la TDT. Algo pasa con Ana y con los realities de famosos…

Por Álvaro Roldán
@alvaroRoldan_

Cuando estalla el boom por los shows de cocina, hasta la cadena episcopal se pone a televisar recetas, cuando no son las piscinas, y cuando no los programas de talentos (bueno, éstos nunca dejan de ‘coletear’ del todo en la pequeña pantalla). La cuestión es que es descarada la presencia de los shows de telerealidad VIP, es su momento. Las Campos han sido las últimas en empapar la caja tonta con su día a día, y con pequeñas píldoras, pero al final show, también “Mi casa es la tuya” ayuda a ello…

DKISS decide adelantar la emisión del docushow a las 21h00 tras el batacazo que obtuvo (0,4% de audiencia) en su estreno frente a “OT, el reencuentro”, Évole y GH17

Por lo visto Ana Obregón está deseosa de focos y aceptó el reto que Globomedia puso sobre su mesa: un reality sobre su cuestionada vida, y sin filtros. En lo primero no titubeó, en lo segundo puso más de un requisito de censura, of course.
Ya nos dejó Bertín Osborne con ganas de más en la casa de Anita la fantástica y la cadena femenina de Discovery Max, lo sabe. De ella lo conocemos todo, pero sin embargo hay cosas que prefiere seguir guardando para su estricta intimidad porque los focos no pueden entrar al baño, su familia está vetada por las cámaras y veremos a ver si se nota demasiado el guión de su vida…

image_content_5487554_20161005165819.jpg

“Algo pasa con Ana” ya entró por la puerta grande, no solo por estar mecida por una grande como Globomedia, sino por parir en pleno FesTVal de Vitoria. DKiss aún no creo que sea consciente del diamante en bruto que tiene entre manos, otra cosa es que sepa pulirlo entre las delicadas y rugosas estrategias de la programación y autopromoción. De momento no han ido mal…

Un cartel que viene pisando fuerte porque está el mismísimo Alessandro Lequio, y encima, las claves de una de las polémicas del verano: su presunta infidelidad con Olvido Hormigos. Es decir, que por si la audiencia no atina resintonizando el canal del beso, Ana Rosa Quintana, “Sálvame” y compañía se encargarán de dejarte con la miel en los labios para que urges por la TDT. Sin que se note, claro, que al final son competencia y no está bien visto por papá Vasile…

Queremos ver cómo se levanta Anita, y cómo y en qué condiciones se acuesta; cuantas cucharadas de azúcar le tira al café, Cola-Cao o zumo que desayune; si usa el tenedor y cuchillo o si come con los dedos como todo hijo de vecino; si se pringa de aceite preparando unos filetes para ella y su niño del alma; si tiende la ropa o se la tienden; si es cotilla con sus vecinas; e inclusive si eructa como una princesa… Pero me da en la nariz que vamos a ver, como ya pasó con Las Campos y sucedáneos, un guión muy bien armado para que ELLA salga airosa de ésta, y de paso, ponga a DKiss en el mando ¡Por fin!

faldonporalvaro