Que una serie de televisión en España se convierta en fenómeno social es complicado pero no imposible, “El Ministerio del Tiempo” lo ha conseguido. Un producto que pasó de puntillas en sus primeras entregas pero que gracias a sus seguidores y a las redes sociales ha conseguido tener una segunda temporada y por fin y después de mucho esfuerzo, la tercera.

La red ha estado muy activa con ese asunto, la tele pública no daba ninguna pista de lo que pasaba, los fans de la serie crecían como la espuma y presionaban para que “la televisión de todos” les volviera a regalar una tercera entrega de un producto innovador creado en España.

MARCA ESPAÑA

¿Cual ha sido la causa del retraso en ver la luz de este gran producto patrio?
Como siempre puede haber distintos factores, que es una serie cara, que la productora necesitaba más dinero para producir más y mejores capítulos, el caché de los actores, etc…

¿Por que ha tenido tanto èxito una serie basada en la historia de nuestro país?
Muy sencillo, la respuesta es fácil, mezcla la ciencia ficción con el humor y con grandes personajes históricos haciendo viajar al espectador a grandes momentos históricos.
Es muy recurrente escuchar que a nuestros televidentes no les interesa la cultura, pero lo que hace este Ministerio es endulzar, es acercar la cultura a la gente a través del humor y de unos viajes que nos llevan a distintas épocas atravesando un montón de viejas puertas.
No podemos olvidar al gran elenco de actores que han conectado como nunca con el gran público, a los guionistas, a los técnicos y directores… a todo el equipo que como el anuncio de Balay, se nota que han puesto un pedacito de cada uno en todos sus capítulos.

A la Corporación le ha costado mucho decidirse, ahora lo anuncia en su web a bombo y platillo, como si fueran ellos, los que más han luchado por que la serie no muriese en una segunda temporada apoteosica.

Pero la realidad se impone y hay que reconocer que los que más han luchado por esa tercera temporada han sido sus fans, que se engloban en todas las clases sociales, todas las edades, creando grupos donde compartían su amor hacía la serie de culto.

En definitiva, gracias a la productora, a Javier, uno de los creadores de la serie y a la presión de los fans podremos disfrutar de la tercera parte del Ministerio más querido de nuestro país.
Tirón de orejas a los directivos de la tele pública que han tardado demasiado en dar luz verde a su proyecto más emblemático.

faldonmazo-jpg