También le ha echado el ojo a la mansión de La Campos y al ático de Terelu. La mujer de Bertín Osborne cree que el título del programa va en serio y que todas las casas son suyas. Amenaza con querer pasar un fin de semana en el palacio de Antonio Banderas.

A punto ha estado el famoso productor de perder su exquisito casoplón, y esta vez no por robo, sino por apropiación indebida o inclusive casi allanamiento de morada. La mujer de Bertín se enamoró perdidamente de la casa de José Luís, hasta tal punto, que no quiso participar en el programa porque prefirió quedarse husmeando mientras rodaban. “A la cocina le daré un par de toques personales y en la entrada compraré una lámpara de Ikea que va a quedar genial”, dice un cámara del programa que comentaba Fabiola a solas.

Ni la de Arturo Fernández, ni la de Jesulín de Ubrique ni tampoco la de Lolita; a ella le ha entrado por el ojo la del señor Moreno. Claramente una localización privilegiada con tres plantas, ascensor, varios cuartos de baño, un sinfín de pianos, numerosas piscinas… la mansión de José Luís es perfecta, sin lugar a dudas, salvo porque ya tiene dueño. Ha sido tal el encaprichamiento por la poco humilde morada del productor que ha pedido a su marido que se la regale para su cumpleaños “cueste lo que cueste, presionaba la mujer según nos detalla un redactor del programa.

mi-casa-es-la-tuya-con-jose-luis-moreno-y-bertin-osborne

Foto realizada desde el móvil de Fabiola mientras Bertín trabajaba

Pero finalmente, y como nos temíamos, el creador de “Aquí no hay quien viva” no ha cedido al chantaje. El propio Bertín Osborne le propuso, sin suerte, a Moreno estar unas semanas en la casa para que se le quitase el capricho, pero José Luís alegó que todos no iban a coger en casa “es demasiado humilde”, detalló. Tampoco aceptó un alquiler por todos los fines de semana para su uso y disfrute: “De ninguna de las maneras, como esa meta aquí la pata no la echo ni con agua caliente” publicó el propio productor en una red social ante la presión de los medios de comunicación.

“Mi casa es la tuya” tiene previstos nuevos invitados en los que, a petición de muchos de ellos tras enterarse de la noticia, la productora ha incluido un nuevo requisito dentro del contrato de rodaje con el famoso de turno: Fabiola solo mirará y  no tocará lo que no es suyo y no podrá ocupar ninguna casa ajena por mucho que le guste. Dicha norma ha enfurecido a la venezolana ya que tenía pensado engatusar a la mismísima María Teresa Campos, si la productora cerrase programa con ella, porque dice que le encantó su mansión cuando salió en el reality de Las Campos “esa sí que me gusta, amor” comentaba a Bertín mientras veían el docu-show de Telecinco en su sofá.

Tuteledigital.es se ha puesto en contacto con la ‘chupa-cámaras’ del programa de Bertín y nos ha reconocido que “Yo he creído fielmente que todas las casas en las que nos metíamos eran nuestras, sino ¿por qué se llama el programa “Mi casa es la tuya”? No es mi culpa, me han hecho ilusiones para nada“, comparte la venezolana. Ahora la productora estudia un posible cambio de nombre para no crear más confusiones.

Todo lo publicado en esta sección no es real, sino noticias satíricas y con humor basadas en la actualidad de la televisión.

Todo lo publicado en esta sección no es real, sino noticias satíricas y con humor basadas en la actualidad de la televisión.