Pueden pasar Navidades pero año tras año en televisión vivimos en un constante “Día de la marmota”, es decir, un bucle de programaciones repetitivas que resultan poco originales e incluso a un nivel de casposidad realmente enorme. Hemos quedado atrapados en un tiempo donde Raphael y sus villancicos populares es lo más destacado de la época alta en televisión, junto  a las galas eternas del productor José Luis Moreno e incluyendo también los tradicionales maratones de “Los Simpson”, como no…

A punto de finalizar 2015  y las teles parece que se han rendido en lo que se refiere a la innovación, es decir,  una programación diferente a años anteriores. Recuperar  viejos formatos está muy de moda pero de ahí a que el  programa “Telepasion”, por ejemplo, sea presentado como novedad y luego con gran asombro ver un espacio con buen guión pero con unas desastrosas actuaciones, te hace pensar que más vale quedarse con lo bueno conocido que intentar hacer algo moderno de algo antiguo, y quedar peor.

AUDIENCIAS || La cadena pública lideró en Nochebuena con “Telepasión” (19,3%) y el especial de Raphael (19,6%)

A todos nos gusta ver actuaciones musicales pero cuando el productor es José Luis Moreno sabemos que nos va a meter a calzador  las famosas “Matrimoniadas” y sus presentadores del antiguo “Noche de Fiesta”. Es que dan ganas de ponerse a correr como Forrest Gump sin mirar atrás y ver la aberración que está aconteciendo en nuestras televisiones. Un claro ejemplo es el modelo y “presentador” ruso que aparece en todos los programas o series que produce Moreno, de cuyo nombre no quiere mi mente acordarse, pero que todos sabemos de quien estoy hablando. Galas que podrían ser modernizadas pero no hacen más que ser  repeticiones de “Noche de Fiesta” de hace 15 años pero con calidad HD.

Supongo que en numerosas ocasiones las cadenas emiten también repeticiones compactas de otros programas para ahorrarse un gran coste, sabiendo que el consumo televisivo es mucho más bajo que de costumbre, pero más bien lo que acaban consiguiendo es que en las familias se acabe discutiendo de cualquier tema, incluso llegando a comentar la voz de Falete imitando a Isabel Pantoja en un resumen de Tu Cara Me Suena.

ramon

Y parece ser que no serían unas navidades sin las tradicionales campanadas y Ramón García junto a su capa, que parece que vive eternamente en y para Nochevieja, y seguramente, cobrando lo mismo que otra persona en 365 días
Pero ésta es la televisión que nos venden todos los años. A nosotros nos siguen saliendo arrugas con el paso de los tiempos pero la televisión no acaba de asumir que todo ha cambiado y que hay algo más que lo tradicional, modernizarse es un claro ejemplo de que estamos avanzados y que no vivimos atrapados en el tiempo.
Son fechas para sacar una sonrisa de oreja a oreja, y ver como ha pasado el tiempo, no para vivir estancado en el.

Por Israel Bernardo (@Chechu_bob) para Tuteledigital.es

faldondeorejaaoreja