Los cambios políticos están surtiendo su efecto también en la televisión. Atrás quedaron los tiempos en los que los candidatos a la presidencia se enfrentaban simplemente en debates, los cuales solían arrasar en audiencias, como el enfrentamiento que protagonizaron Aznar y Felipe González allá por 1993 en Antena 3. Actualmente esta tendencia se está americanizando y los políticos están apareciendo en todo tipo de programas, según ellos para sentirse más cercanos al pueblo.

Recientemente hemos visto a muchos de los candidatos en diferentes programas de entretenimiento, como El Hormiguero, El Intermedio o Planeta Calleja, entre muchos otros (Sí, también ¡Qué tiempo tan feliz!). En algunos de estos programas su imagen puede mejorar y en otros de los casos ridiculizarse y quedar aún peor de lo que ya suelen estar, pero es algo a lo que se exponen. Puede sonar bastante extraño y ridículo ver bailar y cantar a políticos, pero sinceramente es una forma de desmelenarse y soltarse la corbata (y la coleta…).

soraya

Pero todo es muy bonito hasta que empieza a ser excesivo y cansino; hasta el punto de que sólo les falta enfrentarse a un polígrafo en Sálvame Deluxe -lo cual resultaría bastante gracioso-. Si este aparato fuera fiable los políticos serían capaces de estallarlo de la cantidad de mentiras que dicen a diario. Hace años la participación de los políticos en televisión, por ejemplo en series, era algo casi inimaginable. Algún que otro ministro podía aparecer de forma esporádica, pero nadie podría imaginar ver a un candidato a la presidencia haciendo un rally.

iglesiaseh

Todo tiene un límite y aunque este año las elecciones prometen ser de lo más interesantes, resulta bastante llamativo que el actual presidente del Gobierno y también candidato en los próximos comicios sea la persona que menos aparece en este tipo de programas, incluso en ruedas de prensa donde es más protagonista la marca del plasma donde aparece que su propio discurso. Tanto la sobreexposición como la desaparición siempre es negativa y perjudicial tanto para ellos como para nosotros.
Ya de por sí los políticos no son expertos en sacar a la gente sonrisas de oreja a oreja, pero al menos lo intentan, y otros se quedan con las ganas.

Atresmedia ya ha confirmado su “Debate a 4”, sin Rajoy y con Soraya Sáenz de Santamaría, el próximo 7D en laSexta y Antena 3 simultáneao.
El 14D, una semana antes de las Elecciones Generales, la Academia TV ofrece un debate electoral entre Rajoy y Sánchez.

Por Israel Bernardo (@Chechu_bob) para Tuteledigital.es

faldondeorejaaoreja