Tras un verano con una programación televisiva bastante raquítica y pobre, por fin llegó el nuevo curso repleto de estrenos, y ahora que estamos en pleno ecuador, hacemos balance de notas. Todas las cadenas han sacado su artillería pesada, unas para mantener el liderazgo y otras para intentar conseguirlo -bueno, y otra para ver si con suerte se mantiene lejos del unidígito en la cuota mensual-.

TVE, triunfa con la ficción

La apuesta de la cadena pública para este inicio de curso se ha basado, sobre todo, en la ficción. Con la comedia como marco de la trama de dos policías en “Olmos y Robles” y la trama histórica de “Carlos, Rey Emperador”, La 1 logró que sus dos apuestas brillasen en su estreno. Pero semana a semana el brillo ha ido perdiendo fuerza. A pesar de recibir buenas críticas, “Olmos y Robles” no ha sabido mantener el nivel y, como es lógico, el exigente público ni se ha molestado en seguir viéndola. Lo mismo ha pasado con la serie histórica protagonizada por Álvaro Cervantes y la omnipresente Blanca Suárez. Por mucha calidad que desborde y a pesar de tanta cara conocida, si la serie es lenta a más no poder y el capítulo te resulta más largo que los cortes publicitarios de la cadena naranja, el espectador coge el mando y rápido cambia de canal.

ANTENA 3, apuesta y gana

Siempre viene bien un poco de emoción y suspense para volver a la rutina y eso Antena 3 lo sabe. Así ha sido un año más con el estreno de “Mar de plástico”, la apuesta de ficción de la cadena. Con una serie que, desde el primer capítulo, hace partícipe al espectador del entramado que hay entorno a un asesinato, a ver quién es el valiente que decide dejar de ver la serie. Pues así ha sido, cada martes el público ha decidido seguir investigando el caso desde el sofá de su casa. Pero no queda ahí el tema, porque Antena 3 esta vez sí ha sabido jugar sus cartas. ¿Por qué lo digo? Muy sencillo: estrenar la cuarta temporada del siempre apetecible Tu cara me suena. El programa de imitaciones se ha hecho con el dominio del prime time viernes, haciendo que el hasta ahora cotilleo líder quede relegado a un segundo plano.

fghj

CUATRO, un quiero y no puedo

Rabiosos deben de estar en la cadena tras no acertar con ninguno de sus estrenos para la temporada. “Rabia”, su nueva serie de producción propia, llegó a la noche de los lunes infectando al público y consiguiendo ser uno de los mejores estrenos de la cadena. Pero nada, que ni teniendo un elenco de lo más llamativo y conocido, ha conseguido hacerse un hueco. En el unidígito ya, parece ser que la cura para la rabia no está muy lejos.
La hermana pequeña de la familia de Mediaset acogió la idea de promover ese tiempo nuevo en cuanto a los programas políticos que trató de vendernos Telecinco. Así, “Un Tiempo Nuevo” llegó a la parrilla de Cuatro con una nueva imagen y nueva conductora del espacio, pero lo que no ha resultado ser tan nuevo son sus datos de audiencia porque siguen siendo más que pésimos. Qué se le va a hacer si el dominio del tema político os lo arrebataron hace ya un tiempo -precisamente no muy nuevo-.

TELECINCO, la marca”Sálvame” no siempre funciona

Da igual ser premium que de noche, porque al fin y al cabo, de cambio va la cosa. Tele-cinco confíaba para el prime time del martes en la exitosa fórmula que ha resultado triun-far en el mediodía. Así, y tras haber retrasado su estreno, con un maestro de ceremonias como Jorge Javier Vázquez y una imagen mucho más elegante y llamativa que la versión diaria de “Cámbiame”, llegaba “Cámbiame Premium”. Cambios de imagen a famosos -que resultaron ser cuatro vicerversos y restos de reality-, reformas en casas, regalos a personas anónimas que se lo merecían y lo que se vendió como grandes cambios para pueblos eran las herramientas que tenía el programa para triunfar. Pero ni la presencia del poderoso JJ ni la fórmula reinventada del clásico “Sorpresa, Sorpresa” funcionó para que el público se tragase semejante espectáculo aburrido y lento. Como parche a este fracaso, la cadena decidió maquear la tira diaria del programa y lanzar “Cámbiame de noche”, una versión para el access prime time de los miércoles -como telonero de la nueva temporada de “ByB, de Boca en Boca”- mucho más fiestera y glamurosa. A pesar de haber llegado discreta, esta “nueva” apuesta va ganado fieles y puntos de share. Veremos a ver si no acaba en el mismo sitio que la versión premium.

fghjmk,

Siempre que se estrena un producto está el riesgo de que sea un éxito o un fracaso. Aquello que parecía que iba a triunfar, no se ha mantenido a flote; y lo que parecía un batacazo seguro, ha conseguido hacerse con un hueco en los hogares de quienes, al fin y al cabo, tenemos el poder.

Una crítica de Fran Gómez (@frangomz07) para Tuteledigital.es

faldontraslasgafas