Las mañanas de televisión suelen estar copadas con distintos programas que tratan la actualidad política, que en casos como Espejo Público, suelen llevar a personalidades políticas donde son entrevistados. En el caso del programa que nos ocupa, se trata en esta ocasión de Javier Maroto, vicesecretario del PP. Empezamos…

AtresMedia ofrece determinados programas de actualidad política en sus respectivas cadenas, entre los que destacan algunos como ”laSexta Noche” en la noche de los sábados, o el que nos ocupa hoy, Espejo Público. El programa capitaneado por Susanna Griso, invitó en esta ocasión a Javier Maroto, el vicesecretario del PP elegido meses atrás por el partido.

Maroto, que ha entrado con fuerza dentro del partido con aires regeneradores y renovadores, especialmente en materias como el matrimonio homosexual, dio una entrevista acerca de la corrupción y la perspectiva del partido ante las próximas elecciones generales.
Por un lado, comenzó hablando sobre la corrupción, donde actuó (a mi parecer) con mucha autocrítica, reconociendo que en su partido ha entrado gente que vino a delinquir, ante lo que pide a la justicia que actúe con celeridad para que estos ”garbanzos negros” como les llama, paguen en la justicia lo que han hecho y por supuesto, devuelvan lo que han robado. Afirmaba asimismo que no es la cantidad de garbanzos negros que te puedan salir, sino cómo se actúe contra ellos, y ello es lo que determina la credibilidad del partido.

Para Maroto, da igual de donde proceda el corrupto, y sea quién sea, todo ello es malo para el país, es evidente que ello mancha al país más que al propio partido de donde procede el corrupto, y aquí no vale el ”y tu más” sino que se actúe con contundencia y firmeza ante los casos que se vayan sucediendo dentro del seno del propio partido. Hay concejales que se matan por su gente y que se ven manchados a causa de estos casos sin merecérselo. Y ante todo, Maroto, afirma que se debe pedir perdón a los militantes y a la sociedad por los casos que han salido dentro del Partido Popular.

En materia de elecciones, Maroto hizo un análisis en base a las últimas encuestas publicadas acerca de la intención de voto, que debido a la cercanía de las elecciones, comienzan a ser un fiel reflejo de la perfilación del voto en dichos comicios. Por un lado comenzó hablando de la debacle política del PP en las elecciones catalanas, en la que afirma que no tiene nada que ver que Ciudadanos hable de la unidad de España, ya que el PP con Albiol al frente ha defendido la Unidad de España reflejada en la Constitución por donde ha ido.

Y es precisamente en Ciudadanos en quien se centra. Maroto sabe que Ciudadanos va a ser la llave en las próximas elecciones generales, pero pone su duda antes que ello implique que vaya a ser al PP a quién haga de bisagra. Resalta los ”ojitos” que se llevan haciendo Rivera y Sánchez, y que probablemente pueda todo responder a una estrategia política (que por cierto ya la demostró PODEMOS en las elecciones autonómicas) donde Rivera, que define su partido en la web de Ciudadanos como de ”centro izquierda”, pueda venderse como un partido de centro derecha para recabar el voto del mismo y servirle de muleta al PSOE en las próximas elecciones generales. Con ello responde a las críticas del expresidente Aznar, espetándole que Ciudadanos no puede ocupar el espectro de centro derecha si sólo pretende mediante estrategia recabar el voto de ese sector político para entregárselo a la bandeja, ante la que parece encontrarse muy cómodo en Andalucía. De otro lado, su labor en Madrid y Murcia (pactando junto a PSOE y PODEMOS), es la de presentar las mociones contra el PP. Explica además (con cierta razón) que Rivera debe decir ante quién se encuentra más cómodo, para que los votantes tengan claro hacia donde puede ir derivado su voto.

Y cierra el tema hablando del PSOE con el símil del avión y Pedro Sánchez, explicándole a la entrevistadora que si prefiere un piloto joven apuesto pero con dos horas de vuelo y procedente de la academia donde ya se han estrellado dos aviones por sendos previos pilotos, para enfrentarse a una travesía complicada, frente un piloto que destaca en sus horas de vuelo y experiencia. Es en el segundo vuelo donde los pensionistas y desempleados han encontrado siempre su seguridad.

No todo vale y esto es algo que nuestros políticos deben tener claro. No se puede prometer que no se pactará con el populismo y acto seguido pactar con Podemos, como hizo el PSOE, que ha servido de sucursal al primero regalándole el sillón en muchos ayuntamientos.
Pero igual de grave que prometer esto y hacer justo lo contrario es no terminar de definirse, de definir la ideología de un partido. Albert Rivera sabe que no mojándose, se hace con mayor cantidad de votos pero si vende un discurso de claridad y de regeneración, el primero que debe dar ejemplo es él mismo y por ello debe explicar a sus votantes si respetará la lista más votada, con quién tiene preferencia a la hora de llegar a un posible pacto y con quién descarta llegar a cualquier tipo de entendimiento. Seamos claros, el candidato a la presidencia por Ciudadanos, ha debido detenerse a plantearse estas cuestiones pero, cosa bien distinta es que le interese hacerlas públicas, ya que de un modo u otro, se le escapan gran cantidad de votos.

La cuenta atrás para estas elecciones generales ya ha comenzado. ¿Utilizará Albert Rivera la misma estrategia que en las autonómicas para ver “si cuela” y luego entregar el sillón a esos grandes partidos que tanto le han decepcionado?, o ¿se hará un Pedro Sánchez y hará justo lo contrario a lo que prometa?

No me cabe duda de que Ciudadanos ha respetado las listas más votadas en las autonómicas, pero no por propio convencimiento, sino como estrategia. A Ciudadanos no le ha hecho gracia alguna tener que apoyar al Partido Popular pero de muy buen gusto lo ha hecho así con el PSOE en las comunidades en que esta lista se encontraba en primer lugar.

Llegar a un consenso, a un entendimiento, es algo fundamental ¡qué duda cabe! Pero para ello, lo ideal, es que los representantes de los partidos políticos hablen claro y nos digan donde irá nuestro voto, y ya sabemos que para ello usarán la televisión. Ya que cuando una persona acude a votar, vota “X” o vota “Y”, pero no “X + Y”. Y en estos momentos en que la palabra que más se repite es la de “pacto”, Rivera debe dar un paso más y decirnos con quién quiere embarcarse en estos próximos cuatro años aunque ello le cueste una gran bajada de votos. No puede ser que este partido que vende la transparencia allá donde va, no deje claro algo tan básico como con quién irá de la mano pasado este 20 de Diciembre, ¿de verdad no se ha parado Albert Rivera a pensarlo? Albert Rivera lo sabe, lo tiene ya muy claro.

Una crítica de Aarón Miranda (@srtomiranda) para Tuteledigital.es

faldonPOLITICA