Ylenia ha protagonizado el primer edredoning de la casa de ‘Gran Hermano VIP’. O al menos éso ha insinuado Víctor Sandoval, el mayor “corre, ve y dile” de la presente edición. Durante la fiesta del viernes, el icono choni por excelencia y Fede estuvieron tonteando descaradamente. Y conociendo la sangre caliente del italiano y la rapidez con que se entrega Ylenia no me sorprende que hayan dormido… abrazaditos.

Algo que a Olvido Hormigos, posiblemente, se la bufe. Y mucho. No porque haya perdido un posible pretendiente (Coman aún le declara su amor en cada rincón de la casa), sino porque su misión es hacerse el máximo número de programas tras su inminente expulsión. Sabemos por Jeyko, su defensor en plató, que la exconcejal ha entrado en el concurso por dinero. Y me imagino que de ahí las contínuas provocaciones hacia Belén Esteban. El problema de la princesa más oxigenada que diabética es que entra al trapo como un toro de los que suele lidiar Israel. ¿Quién? Tranquilos, yo tampoco sé quién es. El otro día, sin ir más lejos, la de San Blas le sugirió a Olvido que se tomase una copita de champagne, que se le daba muy bien. Pero sin pelos en la lengua, y puede que en ningún otro lugar de su admirada anatomía, la polémica maestra le constestó de igual forma: “Tómate tú otra cosita”. La batalla de las rubias estalló y Belén se la hubiera comido allí mismo… hasta que vio un bocadillo de jamón sobre la mesa de la cocina y prefirió el embutido a la embutida.

GH_VIP_MDSIMA20150116_0019_11

¿Y la guerra entre Kiko Rivera y Laura Cuevas? Como quien llega a las 8 de la mañana a casa borracha y se encuentra a su padre esperándola en el sofá, la discreta guardiana de Cantora (no de secretos) se convirtió en una estatua de sal cuando le vio en el confesionario. Se rumorea que podrían ofrecerle un puesto en ‘Area 51’ debido a su implacable confidencialidad. Y ni tan mal que Kiko bajó la guardia para templar los ánimos… Aunque en honor a la verdad, he de decir que no los dejó enfriar, porque echó más leña al fuego humillando a Laura: “Traéme un refreso, como en los viejos tiempos”. Eso la hundió. Fue entonces cuando Víctor Sandoval, que es como la vieja de ‘Los Otros’, que te das la vuelta y aparece en todas partes, aprovechó para apoyar a Laura dándole consejos para “tumbar” al hijo de la Pantoja.
Qué irónico, minutos antes el nunca sobreactuado expresentador le adulaba en el confesionario. En efecto, el espíritu de Fran (el de ‘GH15’, entiendo que le hayáis olvidado ya) sigue vagando por la casa emponzoñando y sumiendo a sus habitantes en la más profunda hipocresía. La primera en contagiarse fue Aguasantas, que abrazaba a Kiko como quien se sienta en las rodillas de Santa Klaus para pedirle una Monster High porque ha sido muy buena. Y mientras tanto, Raquel Bollo, como una sufridora del ‘Un, Dos, Tres’, viendo desde su casa cómo su amiga y prestamista Belén Esteban, no nomina a su archienemiga exnuera. Seguro que lanzó al televisor un collar de cobra egipcia, de ésos tan bonitos que tiene, con tan mala suerte que le acertó a la sevillana que había colocada encima.

DESBORDA AUDIENCIAS || El programa de Jordi González superó los 4.4 millones de espectadores y el imponente 31,5% de share, el más alto desde 2009 (mas INFO)

A todo ésto, Ares Teixido haciendo el papelón de su vida, demostrando que es mejor periodista que Beatriz Trapote, se pasa los días aireando toda la mierda de los concursantes como un ventilador de chiringuito de playa. Eso sí, cuando consigue sacar lo peor de cada uno y se montan las broncas espectaculares, desaparece lo mismito que Cristina Blanco tras la cámara oculta de El MundoTV. Es admirable el constante intento de la reportera por demostrar que no es una freaky más y que su estancia dentro de la casa está superhijermaximega justificada, o sea, qué pasada, me entiendes? Si hubiese tenido un poquito más de experiencia, hubiese reconducido a Los Chunguitos afeándoles su conducta y consiguiendo que se disculpasen allí mismo por sus desacertadas declaraciones. Como la buena profesional que pretende demostrar que es, debió haber zanjado la polémica del mismo modo que Jordi en plató, poniendo de manifiesto que, lo que los hermanos Salazar estaban profiriendo delante de millones de espectadores, era una salida de tono inadmisible. Tal vez así Los Chunguitos aún estarían dentro de la casa y Toñi Salazar no hubiese tenido que tomarse un Trankimazín para calmar su ataque de angustia. La componente de Azúcar Moreno llamó a Kiko Hernandez para pedirle a Telecinco que sacase inmediatamente a sus hermanos de la casa y evitar así que se enemistasen con los pocos habitantes del país (homófobos y racistas sobre todo) que aún simpatizaban con ellos.

En mitad de semejante caos, Sandro Rey echándole las cartas a Kiko Rivera. ¿Qué va a adivinar? ¿Que su madre está en la cárcel? ¿Que le han demandado por la canción ‘Así soy yo’? ¿Qué su exnovia se ha separado de su excuñado en lo que parecía un ’21 días casado con Alberto Isla’ de Cuatro? Venga, por Dios. Lo único que ha hecho el vidente de las americanas de fantasía multicolor es sacar de sus casillas a Coman innecesariamente. ¿Pero de qué me extraño? Esa casa es una olla a presión y yo solo espero no estar cerca de Guadalix cuando explote, porque la onda expansiva va a dejar sin peluca a la mismísima Marujita Díaz.
… y hasta aquí puedo leer.

Una crítica de Javier Palacio (@javi_palace) || “…y hasta aquí puedo leer” para Tuteledigital.es

faldonjavierpalacio