A estas alturas ya sabrás que la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia ha amenazado a la cadena líder de España con imperiosas denuncias y retirada de programas sino remodela su programación adaptada al horario por edades. “Sálvame diario” ha sido el más afectado, y Telecinco ya tiene una ‘agridulce’ solución.

Por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) || Tuteledigital.es

En vez de que el Gobierno central se encargase de velar porque nuestra cadena pública llevase a cabo un servicio de información de interés general, como el que hace años que no lleva, o que fuese mucho más duro con todas las televisiones por conseguir que el horario de prime time se respetase a rajatabla, decide amenazar con echar el cierre a programas con más de 200 familias en su interior.

Es el caso de “Sálvame diario” y el resto de programaciones de Mediaset España, que han tenido un total de 10 días para reorganizar los contenidos y reubicar el magacín de Jorge Javier Vázquez a un horario que fuese recomendado para mayores de 12 años. Desde el momento en que la CNMC lanzó el pinchazo al espacio de La Fábrica de la Tele, los mandamás de la filial de Telecinco lanzaron por su parte una eficaz y exquisita campaña de fidelidad que logró hacerse tendencia en la red del pajarito bajo chillidos tan intachables como #másSálvameQueNunca o #YoVeoSálvame. Una estrategia que han compartido todos los productos de Telecinco durante dos días a modo de mosca en pantalla, y que el resto de compañeros de la cadena ha querido manifestar con su apoyo, como fue el claro caso de Mercedes Milá en la gran final de “GH 15” o el de “Hable con ellas” en late night.

NO SE RINDEN || “‘Sálvame’ es energía pura; no se crea ni se destruye, cada tarde se transforma. ‘SálvameLimón&SálvameNaranja'”  || Vía La Fábrica de la Tele

¿Qué quiere la CNMC? Según interpreta la directiva de Mediaset España, el organismo viene alimentado por televisiones de la competencia para eliminar un producto que les hace pupa diariamente. Recordemos que “Sálvame diario” lidera día a día por encima del 18% de cuota de pantalla y sostiene a casi 2 millones de telespectadores cada tarde, y eso durante más de 5 años seguidos, se puede entender que empiece a cansar a las cadenas de enfrente, ya que no consiguen enmendar sus tardes con diversos cambios.
Y es que la CNMC acusa al programa de corazón de Telecinco de mantener en una franja horaria su magacín que daña a menores por su contenido y lenguaje empleado, algo que quizá también infrinja algún que otro culebrón de los de enfrente.

¿La decisión de Telecinco? Partir el programa en dos. Les ha sobrado días a los mandamás de Mediaset España para responder a la CNMC con su decisión; separará en dos partes bien diferenciadas el programa diario para dejar claro el contenido de uno y de otro cacho de magacín. El primero, de 16h a 17h, será “Sálvame limón”; el agrio, el rebelde, el que puede pasarse lo que quiera de vocabulario y contenido ya que se encuentra en horario no reforzado y para mayores de 7 años. El segundo, de 17h a 20h, “Sálvame naranja”; el dulce, el reprimido y el reforzado para mayores de 12 años, en el que ya si tendrán que limitar sus contenidos y lenguaje a la franja de emisión para todos los públicos.

Con esta guantada sin manos por parte de la televisión líder del país, que cerrará diciembre por encima del 14% de share, la CNMC debería darse por satisfecha ya que el espacio de La Fábrica de la Tele cumplirá estrictamente los deberes que mandó hace menos de una semana, y que pondrán en marcha en programación a partir del lunes 22 de diciembre, con la evidente segmentación en parrilla y la contabilización de audiencias por separado.
Además, el equipo de programación del grupo de Paolo Vasile se encuentra revisando todos y cada uno de sus productos, desde los de Telecinco hasta los de Boing, para que la CNMC duerma tranquila.