jhlñolLA CRÍTICA DEL DÍAS DESPUÉS.
Inaugurada la decimoquinta edición del reality más exitoso de la tele, ya podemos confirmar que sigue sorprendiendo por muchos años que pasen. Parejas, tríos y hasta la mismísima presentadora habitan la nueva casa de “GH” que por primera vez ha sido el plató del concurso en vivo directo. Ha vuelto la revolución del televisor, ha regresado la vida en directo.

Por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) || Tuteledigital.es

No sabría por donde empezar a destripar la gala cero de “Gran hermano 15” de tantos bombazos, innovaciones y viceversa que nos ha regalado a los fieles seguidores del programa. Ha hecho guiños a un sinfín de actualidades y ha puesto patas arriba las conjeturas del telespectador, que una vez más ha gozado del debut del concurso de Telecinco presentado por una sobresaliente cabecera con todos los exconcursantes de “GH” pululando junto a Milá por la nueva casa.

El debut del esperado “Gran hermano 15” enganchó al 22,4% de la audiencia y 2.4 millones de fieles, liderando la noche frente al tropezón de “Tu cara me suena mini” (14,9%)

Para empezar, por primera vez en toda la larga historia del reality de Mercedes Milá, se ha lanzado la edición desde la mismísima puerta de la casa que da sentido a todo el programa. La productora ha prescindido de plató para presentar la decimoquinta edición de “Gran hermano” y ha improvisado uno en Guadalix de la Sierra. Todo cobró más sentido cuando la presentadora soltó a mitad de la noche que ella también concursaría en esta edición, a pesar de haber negado la mayor año tras año. Ya está dentro.
Uno de los acontecimientos más históricos e impactantes que escribe el reality show más visto de la televisión; la conductora del concurso cena, duerme y orina en las mismas dependencias que durante más de una década ha presentado desde un plató. Acompañada por Falacia, una gallina blanca inmaculada, que a su vez hace compañía a Rubia, la cabra gallega. 

kh

“GH 15” ha guiñado al desahucio, al debate antitaurino y hasta a la serie “El Príncipe” de su propia casa.

Otro de los grandes momentos ha sido la forma innovadora que han tenido de comunicar a dos de los concursantes que son habitantes de “GH 15”. Dos hermanas cordobesas y un taxista de Madrid les ha pillado en mitad de su jornada laboral cuando el programa de Telecinco les ha metido a concursar, y en pleno directo. Las de Córdoba iban con contrato de trabajo como limpiadoras de la casa, y el taxista fue llamado para llevar a una de las concursantes hasta la puerta de la casa. Nunca volvieron a casa, ahora su casa es la de toda España.

¿Y que me dicen del casting de concursantes? Como decía una fiel seguidora en la red del pajarito “ha juntado a toda la España profunda”; desde los montes gallegos, pasando por Barcelona, Valencia, Madrid, Andalucía y cruzando hasta Ceuta. Lo sentimos por las islas, este año no os ha tocado.
Tenemos de todo. Una rezagada del casting de “Mujeres y hombres y viceversa” (Paula, la Hawaiana); un doble de Pocholo (El taxista eternamente feliz); una musulmana atípica (Shaima, también Shami); una familia de gitanos a la mitad (el rapero, el hermanastro y el otro); taurinos (torero y apoderado) y antitaurina dietista (la de Málaga); dos cordobesas en crisis que iban para limpiar la casa pero se quedaron a dormir; un mexicano creído; y dos surferos junto a dos primas busca-tíos. ¡No os podréis quejar!.

uyjk

Se podría resumir la gala como atípica. La casa como demasiado moderna, y el vestuario de Mercedes Milá como poco recomendable. Veremos como avanzan las siguientes galas, pero ya se nota el ansia del público en saber que pasará con un repentino Florentino Fernández en un solitario plató de “GH”; quien acompañará a la malagueña rubia de pelo rizado que se colaba en plano durante el comienzo de la gala; hasta cuando estará La Milá dentro de la casa; y si la gallina les pondrá huevos. Lo que si sabemos es que Jordi González regresa al sitio del que nunca tendría que haber salido: será el conductor de los debates de los domingos a partir del 28 de septiembre en plena hora golfa. Un espacio que perdió la magia con Christian Gálvez y Frank Blanco, y que a buen seguro rescatará el todopoderoso Jordi, el experto de la medianoche.

Ya podemos disfrutar de la edición que más se ha hecho de rogar, una de las más largas esperas en la historia del concurso, tan sorprendente como la despedida “a la francesa” que ha tenido la gala cero para terminar el programa sin presentadora. Luces encendidas, plató preparado y casa llena para comenzar a contar cosas. Y aquí os las contaremos todas. ¿Os ha gustado el decimoquinto ojo?, a nosotros nos ha alucinado.