vickychef2SIN LÁPIZ NI PAPEL.
Vicky, la carnicera mallorquina, ha apagado los fogones de TVE proclamándose ganadora de un “Masterchef 2” salpicado por la polémica, maquillando un programa limpio con una pizca de ingredientes de reality show. Analizamos todos los detalles como la controvertida y polémica marcha de Emil o el viraje hacia un curso de lanzador de cuchillos (por disputas entre compañeros) que un concurso de cocina propiamente dicho.

Las cocinas de ‘MasterChef’ ponían el cartel de “cerrado” proclamando la victoria -esperada por muchos- de Vicky. La mallorquina y Mateo tenían los cuchillos afilados para una final en la que ambos contaban con el beneplácito del jurado y sobretodo de los aproximadamente 3 millones de telespectadores que han ido cocinando junto a los concursantes durante 14 semanas de cocina en La 1 de la pública.

La canción de la victoria de Conchita Wurst en Eurovisión (‘Rise like a phoenix’) fue la banda sonora para el triunfo de la carnicera mallorquina. Una nueva chef que empezó sin saber hacer bien una tortilla de patatas y acaba escribiendo su propio libro de cocina. Una buena evolución, sí señor. Los telespectadores añadían calor a la noche de verano incendiando Twitter con mensajes positivos para la victoria de Vicky, a pesar de lo soberbia y arrogante que se ha mostrado en varias ocasiones a lo largo de esta edición.

Audiencias || Vicky se proclamó ganadora ante 3,1 millones de seguidores y un 25,1% de cuota de pantalla, dejando sin opciones al resto de la programación televisiva.

Y es que la segunda entrega del programa culinario ha escogido otros ingredientes de los que prescindió en su nacimiento. Tras la polémica que formó Gonzalo con Marina, que por su actitud parecía que había confundido la cocina con un asiento al lado de Belén Esteban, el programa se maquillaba un poco con la esencia reality. Decide marcharse voluntariamente del programa tras poner verde a todo el personal culinario y vuelve al debate que se hizo tras la gala final como si nada hubiese pasado. ¿Le quitaron capas cual cebolla para la gran final?

concursanteschef

Más que un concurso para llegar a ser un buen chef, parecían unas clases preparatorias para lanzadores de cuchillos. Si esto se graba y se edita, ¿es necesario emitir polémica en un programa limpio? Por lo que se ve, la forma de engordar audiencia es recurrir a estos actos -que enamoran en España- aunque el programa por si solo sea lo suficientemente bueno como para mantener una audiencia considerable, tal y como sucedió en la primera temporada.

Más que un concurso para llegar a ser un buen chef, parecían unas clases preparatorias para lanzadores de cuchillos. Si esto se graba y se edita, ¿es necesario emitir polémica en un programa limpio?

Estos nuevos ingredientes y las expulsiones inesperadas o incluso incomprensibles como la de la Emil, hacen pensar en una guionización de las decisiones de los expertos. Incluso, algún participante de la primera edición de “Masterchef” dejó caer por las redes esta sospecha.

No obstante, esta edición ha sido rica en localizaciones y comensales. Más de 800 personas han saboreado los menús preparados por los aspirantes entre polémicas y polémicas desde la cubierta del mayor portaaeronaves de la Armada Española hasta Lisboa. El programa ha seguido guiado –y esta vez con mayor aceptación- por Eva González, ganando en esta temporada más protagonismo que en la primera. Con esto llegaba a la final Vicky como ganadora, bajo la atenta mirada de los jueces y los chefs de El Celler de Can Roca. Con esto, la mallorquina toma el relevo a Juanma, el primer MasterChef España y el país espera que TVE vuelva a encender la mecha de los fogones con una tercera edición. ¿Tendremos más “MasterChef”?

Por Luís Miguel Rojas (@Luismrn25) || Sin lápiz ni papel para Tuteledigital.es

faldonsinlapiz