marilomonteroMARTES TRAS ‘COMANDO ACTUALIDAD’.

Con poca gracia y acierto ha debutado Mariló Montero en el prime time de TVE. “El pueblo más divertido” resultó no serlo tanto para la audiencia que lo descartó desde su estreno por “El chiringuito de Pepe”. Tal es así que TVE ha actuado y lo condena al late night del martes, tras el programa de “Comando actualidad”. En la última entrega no pasó del 6,5% de share.

Por Alejandro Cuenca (@_cuencalejandro) || Tuteledigital.es

Algo fallaba en el nuevo concurso de nuestra tele pública que no terminaba de divertir y que hizo un pesado estreno del mismo, como le contamos desde Tuteledigital.es. Según ha publicado Vertele en exclusiva, “El pueblo más divertido” se despide del prime time de los lunes para siempre, para terminar aislado en la madrugada del martes, tras “Comando actualidad”.

Esta decisión era esperada -no tanto que fuera así, pero sí que actuaría la cadena en consecuencia-, puesto que los datos son para echarse las manos a la cabeza. Hacía tiempo que TVE no se encontraba tan bajo mínimos en un prime time, y estos últimos lunes así ha sido. El nuevo concurso por el que los pueblos competían por 100.000 euros si demostraban ser los más divertidos y graciosos se estrenó con un paupérrimo 8% de share y 1,4 millones de seguidores, frente al éxito de “El chiringuito de Pepe” que se alzaba con más del 24% y 4,6 millones. Casi nada.

“Pocos minutos para saber que ‘El pueblo’ y ‘Grand Prix’ no tienen nada que ver”. La crítica tras el estreno del espacio en Tuteledigital.es.

La diferencia resultó ser aplastante, pero era el primer programa. Fue su presentación. De hecho, los pueblos no comenzaron a concursar aún. Unió a tanto humorista y monologuista que resultó evidenciar que los placeres, mejor en pequeñas dosis. En cualquier caso, el fracaso vino después, cuando lejos de remontar aunque sea lo más mínimo cayó primero a un 7% y después a un 6,5% en su tercera entrega, en ambos casos con dificultades para sobrepasar el millón de telespectadores.

La tele funciona así, pero se relega un espacio televisivo que costó 3,5 millones de euros, de los que según denunció el Sindicato Independiente de TVE, Mariló Montero cobraba 13.000 euros por presentación de programa. Cada uno. A esto, el presidente del ente público González-Echenique respondió que “la televisión es muy cara”, según recoge el mismo diario televisivo de una sesión de control en el Congreso. En esta, reconoció que no estaban satisfechos con los resultados. Y como para estarlo.

Mariló Montero reconoció en una entrevista que estaban todos llorando, tras los malos resultados del espacio televisivo. La presentadora se lamentaba porque realmente era un espacio muy bueno, y muy bien producido. A fin de cuentas, cueste lo que cueste y se produzca como se produzca, la última palabra es de la audiencia, muy caprichosa, y que en este caso ha dado espaldarazo al concurso pueblerino de TVE.