mariloymillanLA CRÍTICA DEL DÍA DESPUÉS.
Nada que ver tienen el popular y exitoso programa de TVE “Grand Prix” con “El pueblo más divertido”. Pocas similitudes salvo la realización de pruebas y el hecho de que participen pueblos y padrinos. Nada más. Un jurado un tanto ausente o nublado por un numeroso grupo de humoristas, una descafeinada Mariló y un gran Millán Salcedo. Veremos cómo transcurre el programa que comenzó con ritmo, pero monótono y, a veces, cansino.

Pocos minutos tuvieron que pasar del estreno de “El pueblo más divertido” -de España sí, pero ya no lo incluimos en el título-, para cerciorarnos de que, efectivamente, no tiene nada que ver con el “Grand Prix” de hace unos pocos años. La única salvedad, los pueblos españoles. Dos Marilós Monteros aparecieron en escena para presentar el espacio. Tranquilos, para descanse de todos, verdadera solo era una, su acompañante era Millán Salcedo, que supo concentrar la atención del público en todo momento y se convirtió en una de las estrellas de la noche.

AUDIENCIA || El programa de Mariló Montero y Millán Salcedo tan solo logra reunir a 1.4 millones de telespectadores y un seco 8% de share, siendo la cuarta opción de la noche

Esta primera entrega del concurso de los pueblos españoles más divertidos que luchan por ganar un premio de 100.000 euros, como le contamos en Tuteledigital.es, comenzó algo desconcertante por la entrada de Melani Olivares (miembro del jurado y Paz en “Aída”) en silla de ruedas. Algo momentáneo que se ha debido a una caída que tuvo momentos antes, nada grave. A ella, que estuvo un poquito cortada, con todo lo que es, le acompañan Mario Vaquerizo y Eduardo Gómez. Ambos espléndidos, pero el marido de Fangoria volvió a demostrar que con él no hay quien pueda.

También se hizo un poco pesado este comienzo. Mucho ritmo, pero monótono. Los reportajes y presentaciones pueblo por pueblo se terminó haciendo bastante pesado, eso muy a pesar también de los “padrinos” que tuvieron muy buenos momentos en algunas ocasiones como las apariciones del Sevilla, Flippy, Morgade o el reencuentro televisivo entre Millán Salcedo y Josema Yuste (este último, padrino de uno de los pueblos). Ambos se llevaron una cariñosa ovación del público asistente.

plato

Para empezar, aunque cualquier inocente pensara que las pruebas -o las primeras-, las realizarían los pueblos, no. Las primeras pruebas ejecutadas fueron llevadas a cabo por jurado y padrinos. Algo que según ya anunciaba la presentadora, cambiaría, porque serán las que después tengan que hacer los pueblerinos.

Uno de los puntos clave para fijarse era la presentación. El salto de Mariló Montero al prime time de TVE. Si Twitter esperaba alguna metedura de pata de la también presentadora de “La Mañana de La 1” tuvo que quedarse esperando, estuvo en su línea, pero sin destacar, aunque nos dejó alguna que otra pullita. Uno de los pueblos tenía como vecino a un doble de Jorge Javier Vázquez, lo compararon hasta que Mariló Montero dijo sí “se le cae el pelo como a él”. Por lo demás, estuvo poco resuelta en un plató bastante grande y donde tenía que permanecer de pie en todo momento, pero en un formato que le hará ganar adeptos y simpatizantes, más que en sus mañanas.

Con el paso de los programas puede que vaya ganando dinamismo, porque en este primer programa, aunque ha gozado de mucho ritmo, finalmente resultó monótono, los pueblos divertidos seguramente, pero el programa, salvo puntos graciosos de los artistas y humoristas, divirtió poco. Pero el humor es muy complicado, como complicado es criticarlo.

Una crítica de Alejandro Cuenca (@_cuencalejandro) para Tuteledigital.es