erLA CRÍTICA DEL DÍA DESPUÉS.
Opinión || Ya está en la programación. La nueva serie que ha unido a Santi Millán con Blanca Portillo y Jesús Bonilla parece haberse metido al público en el bolsillo con su exitosa llegada a la crítica social. La cuidada iluminación y perfecta fotografía combinan con el excelente reparto actoral y un original guión que dejan al telespectador con ganas de volver al “Chiringuito”.

Por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) || Tuteledigital.es

Vaya por delante que sin audiencia no habrá continuidad, y con fuertes rivales en la competenciano cesarán los cambios en parrilla, la nueva serie que Telecinco nos propone para el verano parece venir con ganas de quedarse toda la temporada. Un lanzamiento que casualmente (o no) ha tenido que compartir franja horaria con “Pesadilla en la cocina”, el exitoso programa de Alberto Chicote que ha estado muy presente durante la emisión del primer capítulo de la producción de 100 Balas por su descarada similitud.

AUDIENCIA || El “Chiringuito de Pepe” ha reunido un total de 4.6 millones de telespectadores y un gran 24,6% de cuota de pantalla liderando sin presiones la noche del lunes

Se podría decir que se ha trasladado el archiconocido programa de laSexta a la ficción, y si era esa la intención lo han conseguido. Pero es que además el serial que protagonizan Santi Millán y Jesús Bonilla ha sabido llevarse al público a la mismísima costa mediterránea, que es el objetivo. “Chiringuito de Pepe” transmite esa frescura, tranquilidad y folklore que se respira en cualquier chiringuito a pie de playa a lo largo y ancho de nuestras costas nacionales.

El primer punto a favor de la nueva ficción de la casa Mediaset es la detallada y pulcra fotografía que emplea combinando escenarios de interior con el mismísimo mar abierto, además de remacharse con la poderosa iluminación que te invita a quitarte la camiseta cual Adrián Rodríguez. Una producción y realización aplaudida desde el minuto uno por la crítica en redes sociales, además de vitorear el acertado guión que, a pesar del esperado costumbrismo que todos pensábamos encontrar en la historia del “Chiringuito”, los productores de la serie nos han servido un plato de originalidad y modernismo sin caer en el chiste cañí fácil. Ha jugado también con la sencillez y naturalidad, mezclado con el diseño, reflejado en una perfecta y diferente cabecera.

cp

Sin duda no podemos dejar pasar el excelente reparto actoral que compone la serie; empezando por el extabernero de “Los Serrano”, un Jesús Bonilla aún más cateto y con peluquín rebelde; continuando por un Santi Millán que ha recordado mucho al admirado terapeuta de “Frágiles”; y por supuesto acabando por la sublime Blanca Portillo que nos ha regalado el regreso a la comedia rememorando sus “7 vidas” con el personaje marinero de Mariana.
Y tranquilos, que no me olvido del edulcorante del “Chiringuito” por el que todas y todos hemos babeado, y no me refiero al momento “Deja sitio para el postre” que nos ha guiñado la pastelería del personaje de Begoña Maestre, sino a Adrián Rodríguez. El adolescente que vimos por última vez en “Física o química” como el inexplicable novio de Fer, ahora es el sexy camarero de un bar de espetos de sardinas en primera línea de playa. No digo más…

Dejo fuera sin embargo, y con todos mis respetos a sus seguidores, a la descafeinada Dafne Fernández; desde su gran salto televisivo en “Un paso adelante” y hasta su llegada al “Chiringuito de Pepe” continúa sin salirle la voz del cuerpo, cuerpo que por cierto se ve obligada a lucir como contraprestación. Y hablando de contraprestación, ¿niños en la serie, porqué? En fin, no podría ser todo perfecto..

Aprobada con notable alto según la crítica de la red del pajarito y catalogada, al menos en su capítulo piloto, como ficción nacional de calidad y entregada al público en cada plano, trama y escaleta de guión que tiene, algo que no solíamos ver a menudo en los seriales españoles (y que también han logrado romper éxitos como “El príncipe”, “B&b”, “Velvet” o “El tiempo entre costuras”).

t1

t2

t3

t4

“Chiringuito de Pepe” no solo ha hecho un profesional gesto al boom culinario de nuestra televisión, sino que además ha rescatado por la puerta grande los enormes momentos televisivos que nos dieron productos como “Los Serrano” e inclusive, de forma cuidadosa, “Verano azul”.
Ahora tan solo queda ver la evolución que experimenta y si finalmente tendremos abierto el “Chiringuito” durante todo el verano, o se va a la quiebra por falta de clientela. Informaremos

¿Y a ti, te ha gustado?

|| enlaces relacionados

> El “Chiringuito de Pepe”, la nueva serie veraniega de Telecinco