cambiodreamlandDESDE ESTA SEMANA.

Se acabó. Mediaset España ha escuchado a público y equipo de “Dreamland” y ha decidido finalmente cambiar el día de emisión de la serie. Lo malo viene cuando parece que Cuatro se da por vencida y sentencia la ficción musical en el late night del jueves; y desde esta misma semana. ¿Podrá ser “Un príncipe para Laura” colchón para levantar la escuela de música y baile?

Por Alejandro Cuenca (@_cuencalejandro) || Tuteledigital.es

No era su día; y en eso tanto crítica como público ha estado bastante de acuerdo. Así se ha mostrado en los bajísimos datos de audiencia de la que se anunciaba como la revolución de la televisión. El prime time del viernes ha sido mucho para “Dreamland”, hasta tal punto que en su segundo episodio la semana pasada se desplomó la audiencia a un 2,7% de share y sin llegar a los 500.000 telespectadores.

¿Qué ha pasado? Que los seguidores de la serie deben conocer que no verán este próximo viernes 11 de abril el tercer capítulo de esta serie. No. Los actores y resto del equipo de la nueva ficción solicitaron un cambio en el día de emisión. Esa misma ha sido la opción de Mediaset España, ¿el problema? No será un prime time su momento, sino el late night del jueves, un día antes. Esto, a no ser que en un hipotético caso de que la audiencia de “Un príncipe para Laura” se mantenga estable o mejore, pueda esta servir como colchón para oxigenar los resultados de la escuela de música y baile televisiva. De no ser así, este cambio sería la condena definitiva para una serie que tan solo lleva dos días de emisión.

Te interesa: “Las imitaciones y los intentos de… pasan factura“. “La rompedora de todos los esquemas positivos”. Léelo en la crítica de la serie en Tuteledigital.es.

El primer capítulo fue para repensarlo, ya que en un esperado estreno la serie únicamente llegó a anotar un 4,6% y cerca de 900.000 telespectadores, pero sin llegar al millón. Algo que hizo subir a laSexta y brillar al “Deluxe” de la cadena hermana.

¿Día y hora de emisión o falta de fuelle?

La polémica se sitúa en torno a cuál o cuáles -más bien cuáles-, han sido los factores determinantes para el escaso seguimiento de la serie, algo que en la peque de Mediaset no ocurría de forma tan llamativa desde hacía tiempo. Por un lado se encuentra el día de emisión, un viernes, que no hace ningún favor a ninguna ficción televisiva. Por otro, que la serie en sí no termina de enganchar a la audiencia. Pero esto, lo sabremos en breve, al mismo tiempo de comprobar si el efecto tróspido puede levantar una audiencia que parece no estar convencida con el resultado de esta nueva ficción.