ljkñdLA CRÍTICA DEL DÍA DESPUÉS.

Opinión || Tras pasar al olvido el ‘Lolita’, los bailes volvieron a ocupar la noche de los martes de Antena 3 con ‘¡A bailar!’. un programa que parece titulado por Paula Vázquez en su eterna añoranza por el programa de la cadena peque de Mediaset ‘Fama. ¡A bailar!” ¿Lo recordáis? Ahora el talent show lo lleva una cantante, para tirar del fenómeno fan, la recién estrenada presentadora Mónica Naranjo.

En la parrilla actual y desde hace algunos meses, solo Telecinco cuenta con un talent show formado por gente de la calle. Pero Antena 3, manteniendo en el baúl de los recuerdos un programa de similares características como era ‘El Número Uno’ y que destrozó colocándolo en los viernes (recuerden aquí), prefiere entretener con famosos, en concursar con famosos y si pueden hacer doblete o triplete, mejor. Atresmedia ha decidido darle bombo a todos los artistas olvidados de España para que nadie se olvide de ellos. Con un poco de suerte alguno de ellos puede subir escalones y llegar a presentar un programa de televisión, como es el caso de la pluriempleada Mónica Naranjo.

“¡A bailar!” se estrena con un sorprendente 18,8% y con 3.2 millones de telespectadores aunque no consigue mover a ningún fiel seguidor de “El príncipe” (26,3% y 5.2 millones)

La diva de la música  lo mismo sirve para un roto que para un ‘descosío’. Podemos verla de jurado, imitando, haciendo recetas y ahora presentando. Con una buena entrada de programa, con ella bailando y los concursantes saliendo a plató a modo de espectáculo, la nueva presentadora se estrenaba con una realización que no le hacía justicia y que hacía que no pudiéramos escucharla bien al principio. A pesar de que los fanáticos poco objetivos de la Naranjo la colocaran como presentadora digna de premios, la cantante tiene que pulirse aunque no hizo mal su debut. No sé si es su voz natural o es que a ella le gusta chillar a la cámara.  En definitiva, tiene que pulir sus buenas cualidades como guía de un programa.

Para sorpresa mía la apuesta de Antena 3 no contaba con Anna Simón, Angy o Santiago Segura, quizás sea por el formato de plató que parecía predecesor a ‘Tu cara me suena’ y claro, en ese tiempo estos tres personajes no eran los VIP de la cadena grande de Atresmedia. Ahora bien, los artistas con su parejas sentimentales estaban allí dando el callo, bailando algunas coreografías típicas de verbenas y echando de menos a Jesulín y a la Campa –por poner a una pareja más conocida-. En las redes llovían comentarios de que algunas parejas no eran conocidas, pero ese es el favor que les hace la cadena, resurgir de las cenizas.

32

Lola Álvarez, siempre pendiente de realizar unas coreografías perfectas que luego serían cortadas o aceleradas por la cutre postproducción, pero ella ha puesto su granito de arena.  Un granito de arena que sería supervisado por un buen jurado compuesto por Sara Baras, Carlos Baute y Charlie Hussey. Por fin un jurado que entiende del formato que están tratando.

La noche de los martes tiene una nueva apuesta de bailes que, aunque pretende llevar un toque más moderno que la danza de Cantizano en La 1, sigue la línea de una forma maquillada, usando como gancho el fenómeno fan que tiene Mónica Naranjo a sus espaldas y que será lo que dé vida a este programa.

¿Qué te parece ‘A bailar!’?

Una crítica de Luís Miguel Rojas (@luismrn25) || crítico televisivo de “Sin lápiz ni papel”