fernandogilMARTES 22:30H.
En “El príncipe” hay mucha tela que cortar, o mucho tráfico de drogas y corrupción que parar, y Javier Morey necesita ayuda. Desde el próximo episodio Álex González contará con un compañero más, Fernando Gil, en el papel de López, un agente del CNI que ayudará a Morey en sus investigaciones.
Por Alejandro Cuenca (@_cuencalejandro) || Tuteledigital.es
La ficción dramática más exitosa de Telecinco en los últimos tiempos incorpora a un nuevo personaje desde este mismo martes 25 de febrero. En este cuarto episodio de la serie, el actor Fernando Gil (“Felipe y Leticia”), se incorpora al amplio reparto con el que cuenta “El príncipe”.
Gil se pondrá en la piel de López, un agente de la CNI que colaborará con Morey y le prestará ayuda en todas sus investigaciones. Y lo necesita. Morey está prácticamente solo en un barrio corrupto, lleno de violencia y de tráfico de drogas, donde hasta los más jóvenes están involucrados, incluso, los que deben velar por la seguridad. Con Fran encima, y la presión por ayudar a Fátima y su familia, Morey tendrá alguien con el que trabajar y tener más confianza.
“El príncipe” continúa arrasando en audiencia cada semana, la última, pisa los 5,4 millones de espectadores y un altísimo 27,4% de share.
Los últimos sucesos y complicaciones hacen que el propio Serra envíe hasta Ceuta a dos agentes más del CNI para que colaboren en el proyecto. Y uno de ellos es Fernando Gil.
¿Quién es López?
Es un gran profesional con amplia y acreditada experiencia en todo tipo de misiones secretas, su carácter extrovertido, bromista y su aire desenfadado lo convierten en la antítesis de Morey en lo que a metodología de trabajo se refiere, lo que provocará algún choque entre los dos agentes. Sin embargo, López tiene en alta estima a sus compañeros, a los que no dejaría en la estacada bajo ningún concepto.
En el próximo episodio…
Morey mostrará desconfianza en que Fran vaya a investigar debidamente el asesinato de Sara. Con la ayuda de Fátima, el agente se dedicará a entorpecer la labor de los policías para que sea el CNI quien localice a Karim, el culpable de la muerte de la chica. Pero Morey no cuenta con que, pese a su boicot, Fran detiene a Karim en una pelea callejera. Inmediatamente, Serra exige a Morey que saque al joven delincuente de la comisaría para poder interrogarle, pero los intentos del agente levantan las sospechas de Fran, que decide investigar si su jefe es quien dice ser.