ghjklñSIN LÁPIZ NI PAPEL.
Opinión || En este año con apenas algo más de un mes de vida, la televisión ha llegado con fuerza. Desde el principio de 2014 estamos asistiendo a una gran contraprogramación. Llegan nuevas apuestas, regresan antiguas y todas luchan por un gran puesto. Tras doce años la que siempre vuelve es ‘Cuéntame cómo pasó’. La serie que va creciendo en épocas, llegaba mostrando nuevos personajes y nuevas tramas enmarcadas en 1982. Pero, tras cuatro capítulos: ¿Qué le pasa a ‘Cuéntame’ que está bajando en audiencia? ¿Será la barba de Antonio que parece Papá Noel y a estas alturas está un poco atrasado? No, el asunto puede ser más serio.
Como toda temporada que empieza, la decimoquinta comenzó metiéndose en el bolsillo a su público, pero a medida que avanzan los capítulos, las tramas se hacen más aburridas. El regreso de ‘Cuentame’ se presentaba con una María ya crecidita con una voz y actitud insoportable. En un intento de recuperar aquellas tramas de Carlitos haciendo travesuras, nos traen a la pequeña de los Alcántara imitando un poco a su hermano Carlos, sí a ese que no parece su hermano porque no le hace ni caso. Señores guionistas, tomen nota.
“Cuéntame cómo pasó” llegó con un 20,7% de audiencia (info) y ha caído en cuatro capítulos al 16,6% de share (info aquí)
Por otro lado, la historia del triángulo Merche-Antonio-Paz, empieza a hacerse predecible hasta el punto de decir basta. Si no realizan un cambio fuerte que impresione al espectador, todo el mundo sabe que eso acabará bien, porque la serie desde el principio se fundamenta en un idilio particular.
Inés y Toni, siguen en su línea, con tramas poco atrayentes que hacen que mientras pasan sus secuencias, esperas ansioso que lleguen las de Carlitos, que son las más interesantes por ahora. Aún así, la serie parece que va a tomar otro rumbo a partir del quinto capítulo. La trama de Carlos con su trauma por lo vivido en la cárcel, se ha llevado en una infinita presentación durante cuatro capítulos. Carlos y sus amigos, son los que están haciendo que la entrada en la temporada tenga un poco de gancho. Y no hablo de aquellos que les enganche que la novia de Josete se paseé en bragas por la casa. Me refiero a las tramas.
 En ninguno de estos capítulos ha habido un final álgido que deje al espectador con ganas de más, simplemente han pasado como nuevas entregas, sin más. La temporada debería evolucionar hacia un poco más de acción, o historias controvertidas, que sigan definiendo a los Alcántara como la familia con más vida de la tele. No obstante, el final del cuarto capítulo, si dejaba entrever un punto de inflexión en la historia de Carlos y auguraba tramas fuertes que tendrán que competir con todo el entretenimiento que se cuece en la noche de los jueves y que intentan hacer sombra a la abuela de las series nacionales. Confío en una evolución de la serie para no tener que contar como pasó que la serie en el 82 se acabó.
La llegada de “La voz kids” (26,7%) a Telecinco ha terminado de minar a los Alcántara (16,6%) (info aquí)
Por Luís Miguel Rojas (@Luismrn25) || Sin lápiz ni papel para Tuteledigital.es

faldonsinlapiz