gonzalez2LA CRÍTICA DEL DÍA DESPUÉS.

¡Atención Spoilers! || El secreto está en lo no predecible, en el engaño, en el cruce de caminos, en la encrucijada de historias que narra “El Príncipe”. Con una historia de amor y pasión rodeada del más  penetrante mundo del narcotráfico y un rodeo de intereses, esta barriada ceutí que lleva el mismo nombre se salva como puede. No así la ficción, que es ya un éxito desde su comienzo.

Más de 5,6 millones de telecpectadores tuvo “El Príncipe” en el estreno multicanal que tuvo el pasado martes 4 de febrero en Mediaset España, en todos sus canales, salvo su peque, Cuatro. De esta forma, de entrada, ya podemos hablar de éxito. Tan solo en Telecinco fueron más de 4,4 millones, y eso que la noche no estaba para echar cohetes. Había competencia, de un lado, “Bienvenidos al Lolita” de Antena 3 y El Taquillazo de laSexta, de otro, “Los misterios de Laura” en TVE. Sin embargo, llegó y lideró.

El público de Telecinco no era nuevo en el tema del narcotráfico, su lucha, la intermediación de la Policía. Pero sí lo es una trama que desde un primer momento se cierne desconcertante, inquietante, apasionante y podríamos poner muchos adjetivos terminados en -ante, pero no pretendo cansar. “El Príncipe” es la demostración de lo que la audiencia seguidora de series de ficción, ama, persigue y admira, lo impredecible. Cuanto menos, lo no tan predecible. Que no se vea de venir constantemente lo que va a suceder.

Se nos presenta una serie que engaña, embauca y conmueve al espectador, tal y como se comportan los mismos personajes entre ellos. Con sus historias, sus cruce de caminos, y protagonizado por un mundo corrupto y lleno de intereses en los que ni la mismísima Policía se salva. ¿O alguno sí? Esto todavía está por ver. Por lo pronto, y con este gran comienzo de la serie, el producto de Plano a Plano tiene asegurado el seguimiento de la serie a lo largo de sus capítulo y si continúa en el buen camino, lo hará hasta el final.

Engancha, y es así como mejor se puede resumir de una forma simple y rápida la serie y su éxito. Engancha desde el minuto uno, te embauca, te distorsiona, te hace pensar y te quedas fijo mirando el televisor.

Como mejor lo podríamos resumir todo en esta crítica es algo tan simple y fundamental como que engancha. Es una historia que engancha, que tiene jugo, y que manejan a la perfección un elenco actoral muy bien asignado. Alex González terminará de consagrarse como uno de los grandes actores televisivos del panorama español (eso sin tener en cuenta su versión cinematográfica). Es su momento, su papel. Él, en las diversas entrevistas, también lo dice. Javier Morey es, probablemente, el papel de su vida. Al menos hasta ahora, si las condiciones y el trabajo lo permiten, esperemos que hayan muchos más papeles de su vida. Por favor.

Y cómo no, en esta misma línea está una grandísima Hiba Abouk que aporta a la serie, a la trama, esa templanza, sabiduría, equilibrio y finalmente otorgar uniformidad a la ficción con su papel de Fátima. Encarna el amor, la pasión, pero también el dolor y la represión. Lo mismo ocurre con José Coronado, nadie como él para ponerse en la piel de un buen inspector, comisario o policía. Y si hay que jugar a ser ambiguo, más.

Solo por ver escenas, en este primer episodio, como la de la persecución a Javier y Fran por las calles de El Príncipe con un sin fin de vecinos violentos cargados de armas blancas o la tensión entre estos y Faruk, merece la pena haberla visto. El marco es incomparable. Ese barrio ceutí, esa complejidad de entornos y mezcla de estilos, de culturas, hace más atractiva la serie.

El pero, para el making off.

Da mucho coraje, y aunque el making off por como está rodada la serie lo justifique, es insoportable y molestoso el hecho de ver a través de este making off escenas de los siguientes capítulos. Conocer la complejidad del rodaje, el trabajo de todo el equipo, las anécdotas y demás es fabuloso. Es más, lo prefiero. Pero… no cuando esto significa saber lo que va a ocurrir en los capítulos siguientes. Es algo, como digo, seguramente justificado, pero que no logra convencerme. Algo que también ocurría con “El tiempo entre costuras” en Antena 3. Por lo demás, siga así y que no decaiga.

Por Alejandro Cuenca ( @_cuencalejandro) || Tuteledigital.es