hjjAUDIENCIAS, LO DESTACADO.
Buena acogida para la batería de estrenos que colapsaron la noche del lunes; de los tres fue Antena 3 quien mejor aterrizó aunque lejos de mantener los datos de la potente “El tiempo entre costuras”. Jaime Cantizano se estrena en La 1 con un discreto tercer puesto y sin poder contra los 4 millones de fieles que dieron el poder a los vecinos de Telecinco. Chicote llega fuerte y a tan solo 3 puntos de los criticados bailes de La 1. Wyoming, marca récord gracias a la sanidad.
Por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) || Tuteledigital.es
Ya avisamos que la primera noche de la semana iba a empezar con fuerza. La tele pública decidió dar rescate a su reality de bailes frente a la nueva temporada del chef que arregla cocinas en muy penoso estado, también con la compañía televisiva de Hugo Silva rodeado de 80 doncellas viajeras, y todo ello con la presión de la comunidad de Mirador de Montepinar, quien arrasó con todos. Cuatro agonizó con su noche del fútbol; no llegó al 5% de interés.
Los vecinos de Telecinco fueron los favoritos incondicionales del público; con 4 millones de fieles seguidores y un reforzado 20% de cuota de pantalla, fue “La que se avecina” quien manejó al completo la noche frente a tres esperados estrenos en el resto de cadenas nacionales. La comedia en la que tuvo doble cameo Paz Padilla, superó en más de un millón de telespectadores a su rival Cantizano y en otro medio millón al nuevo culebrón de época de Antena 3.
“El corazón del océano” se tuvo que conformar con un segundo plato y con una crítica negativa que pone en sospecha la continuidad de su buena acogida. El serial histórico de Hugo Silva acaparó un 17,3% de interés y poco menos de 3.5 millones de televidentes. La nueva novela de la casa Atresmedia queda a diez puntos de diferencia respecto al desenlace de las “costuras” de Adriana Ugarte y no consigue mantener el poder de la noche del lunes, ahora en manos de Los Recio y compañía.
SIN LÁPIZ NI PAPEL || “El corazón del océano” ha empezado con poco gancho, no ha sobrecogido al público. (lee la crítica)
Por su parte Jaime Cantizano pone a bailar tan solo al 15,3% y casi 3 millones de telespectadores; el rescate de “¡Mira quién baila!” llega discreto y lejos de los datos de otras ediciones anteriores en la casa TVE. La crítica sobre el “soso” casting, tanto de concursantes como de jurado, o las poco acertadas versiones musicales junto al poco desparpajo de Cantizano ponen en entredicho la calidad del reality que volvió tras una década a su casa.
Muy cerca estuvo Alberto Chicote de achicharrar a “¡MQB!” en su también debut; la tercera temporada de “Pesadilla en la cocina” llega con fuerza desde El Rocío y recuerdos de Moscú. El primer capítulo interesó al 12,8% del público mientras que su segunda entrega ascendió hasta el 13,6% de seguimiento, lo que hizo mantener una estrecha distancia de casi un punto y medio con el reality de La 1.
Desde luego el chef de “Top chef” tuvo un inmejorable colchón antes de su estreno con el récord histórico logrado por “El intermedio” con el tratamiento de la no privatización de la sanidad pública madrileña; El Gran Wyoming acarició los 2.9 millones y acaparó al 13,7% de seguidores.
Lo peor de la noche se lo llevó la cadena peque de Mediaset. Mientras el resto de televisiones sacaban sus pesos pesados para competir por el primer puesto del lunes, Cuatro mantuvo la inservible “Noche del fútbol”; la liga española se quedó en un agonizante 4,5% de share sin apenas llegar al millón de telespectadores.