hgkLOS MARTES NOCHE.
Finalizados los casting y la parafernalia de promoción que un nuevo producto televisivo requiere, la peque de Mediaset nos pone el postre en la mesa con un suave banquete de 1.1 millones de fieles y el 6,1% de interés. Raquel Sánchez Silva se incorpora a la pequeña pantalla junto al pastelero Paco Torreblanca en busca y captura del mejor repostero no profesional de España.
Por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) || Tuteledigital.es
Tras la fiebre de los fogones de la cadena pública y la mayor de Atresmedia, le toca a la hermanastra de Telecinco ponerse a cocinar, aunque en su caso elige directamente el tercer plato. “Deja sitio para el postre” supone por tanto otro producto más dentro de los talents show de cocina como “Masterchef”, y su edición de niños, “Top chef” o el revolucionario “Pesadilla en la cocina”.
Está visto que cuando a las televisiones les da por explotar un determinado gremio de formato televisivo, no procuran esconderlo. Ahora es el boom de los fogones y recetas, por no recordar que el extravagante Karlos Arguiñano sigue cocinando cada mediodía en Antena 3, así como las diversas recetas de cocina televisadas que tiene cada canal autonómico.
Pero nos centramos en el nuevo programa que Cuatro estrenó este martes noche tras unos días de casting en el que más de 3000 aspirantes pretendían entrar en la criba de los 18 concursantes que finalmente participan en “Deja sitio para el postre”. El espacio presentado por Raquel Sánchez Silva, quien ya se encuentra en plena forma emocional tras el revés que le dio la vida el pasado año (y que volverá presuntamente a copresentar “Supervivientes” en Telecinco”) tiene como protagonistas, a parte de a los 18 aspirantes a mejor repostero, a sus tutores expertos en repostería como son David Pallás, Sergi Vela y Amanda Laporte. Todos ellos capitaneados por Paco Torreblanca, quien tendrá que decidir cada semana que grupo formado por los anteriormente mencionados merece seguir en el concurso del “postre”.
Con una dinámica radicalmente opuesta a la que siguen “Masterchef” o “Top chef” en las cadenas mayoristas, el “postre” de Cuatro tiene que enfrentarse también a una audiencia poco acostumbrada a este tipo de formatos en Cuatro. Tras tróspidos y viceversa, la peque de Mediaset ha presentado a su público un formato para todos los público que ha aterrizado con un discreto interés del 6,1% de share, aunque con más de 1.1 millones de personas. Ahora solo queda ver como transcurre su andadura en las 9 galas que le restan a “Deja sitio para el postre”.