wefLA BOLA DE CRISTAL.
Intentaré tratar el tema de la manera más delicada posible, conocedor de la debilidad que causa en diversos lectores la palabra “tomate”. Ya han pasado más de 5 años desde su polémica muerte, pero entiendo que haya telespectadores que todavía se les forme un nudo en la garganta si les gritamos el mítico “¡Tooomateros!”.
Por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) || BFaceMagacine
A mí el primero. Lo confieso. “El tomate”, como popularmente se le conocía entre el populacho al producto de la Fábrica de la tele (misma casa de su descendiente, “Sálvame”), caló profundo y sin anestesia entre la España de los años 2003 y 2008 desde las sobremesas diarias de Telecinco…

continúa leyendo el artículo en: