dfhdAUDIENCIAS, EL ANÁLISIS.
La cadena pública se come sus peores uvas de la historia: marca mínimo a pesar de liderar con más de 5 millones de españoles. Telecinco sigue en un poderoso segundo puesto con más del 18% de share para las Campanadas de “Aída” frente al pobre 8,9% que consiguen las hiperactivas Simón y Vázquez. laSexta mejora y Cuatro agoniza. La gala de Los Morancos y “¡Feliz 2014!” controlan la última noche del año. 
Por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) || Tuteledigital.es
Ya lo comentamos en el artículo recopilatorio de la programación de las Campanadas; La 1 sería la dueña y señora de la televisión. Un año más volvemos a no entenderlo. TVE lidera con una criticada gala de los hermanos Cadaval y unas uvas ‘insipidas’, tal y como apunta el diario El Mundo. Los actores de “Aída” empeoran a “La que se avecina”, pero continúan diez puntos por delante de Antena 3.
Usted posiblemente lo único que quería era comerse las uvas con los suyos, poco le importaba quien iba a cosechar más audiencia y cual menos. Le importaba lo más mínimo si Anne Igartiburu hacía malabares para que no se notase la incomodidad de los chefs frente al reloj de Sol, o si las gracias de Luisma y su familia no tenían tanto interés como en el barrio de Esperanza Sur. Pero la cuestión, es que una vez más, la cadena estatal se lleva la medalla; 5.261.000 y 37,9% de audiencia es lo que registraron las Campanadas de La 1, experimentando otro año seguido una pérdida de seguimiento.
Tampoco fueron capaces de mejorar los actores de la comedia más vieja de la televisión; “Aída” interesó a 2.476.000 y 18,3% del público, una resta de más de un punto si se compara con las “Gambanadas” de Recio y compañía. Aún así, y pese a que el guión dejó mucho que desear para apostar al máximo para ser la cadena elegida en las uvas, Telecinco volvió a ser la segunda favorita de las Campanadas, y la primera de las comerciales. Paz Padilla y Joaquín Prat se encargaron antes y después del brindis de mantener a casi 2 millones de personas comiendo con ellos en Nochevieja.
Y en Antena 3 continúan sin alcanzar los dos dígitos de audiencia en el momento más importante del año. Las gafes, Anna Simón y Paula Vázquez, como era obvio, no pudieron imponerse a su principal competidora ni mucho menos arañar fieles de la primera cadena. Un bajo 8,9% con poco más de 1.2 millones de telespectadores fue la audiencia que pudieron rascar las dos rubias con altas dosis de nervios ante el reloj de Sol. Aún así, y pese al catastrófico dato registrado, las Campanadas de Atresmedia fueron las únicas que mejoraron respecto al 2012 en ambas cadenas.
Si en Antena 3 engordaron medio punto de audiencia, las uvas de Frank Blanco y Sandra Sabatés se apoderaron del 5,5% y 757.000 de telespectadores, lo que significa un experimento de casi dos puntos y medio de audiencia respecto a las Campanadas de Alberto Chicote. Es sin duda el canal que más sube en los minutos del cambio de año, aunque en prime time sea una de las ofertas menos atractivas junto con Cuatro, que se conformó con un seco 2,3% con los ‘tróspidos’.