pedrerolRABIETA DE JULIO ARIZA.
Se trata de la sorpresa televisiva del día, o mejor, de la semana. La cadena de La Gaceta ha despedido al presentador y productor de “Punto Pelota”. Lo sustituirá Carlos García Hirschfeld de inmediato. Por lo pronto, esta tarde no dejaron entrar a Pedrerol al edificio, ni a él ni a su equipo. El expresentador denuncia los seis meses de sueldo que le adeudan.
Por Alejandro Cuenca ( @_cuencalejandro) || Tuteledigital.es
Así, de pronto. A principios del verano decía Josep Pedrerol que no se iría de Intereconomía TV y menos en un momento complicado como este. Ahora, varios meses después es despedido. Y no solo eso, sino que lo han hecho sin previo aviso, y le han impedido acudir entrar al edificio esta tarde y ponerse al frente de su programa “Punto Pelota”.
De forma inmediata, será Carlos García Hirschfeld quien sustituya en la conducción de este espacio que dirigía y producía Pedrerol. El expresentador de la cadena de Julio Ariza ha denunciado que la empresa le adeuda seis meses de sueldo y ha asegurado a varios medios de comunicación que él, incluso, ha tenido que pedir un préstamo personal para pagar a su equipo.
En estos días se rumoreaba sobre el posible abandon0 de la cadena por parte del presentador del exitoso programa deportivo, y posteriormente se sospechaba que algo así podría ocurrir. Según publica el Periodista Digital, la decisión se ha tomado con la suficiente antelación de tiempo, sin embargo, parece que esa antelación para buscar sustituto no ha sido la misma para anunciar el despido. Además, en estos días también se reunieron el presentador y la cadena para estudiar nuevas condiciones del contrato, condiciones que Pedrerol finalmente no ha estado dispuesto a cumplir, según ha declarado para Megatele.es.
Su sustituto, Carlos García Hirschfeld es un periodista malagueño que ha trabajado para Antena 3 Radio y Cadena Cope. En la de San Sebastián de los Reyes presentó el informativo local de Madrid y trabajó con Jesús Hermida.
Por otro lado, la indignación de Josep Pedrerol ha sido importante, y no es para menos. Tras no dejarlo acudir a su puesto de trabajo, ya que nadie se lo había anunciado, según cuenta, volvió con la policía y un notario, para que anotaran y tuvieran en cuenta lo sucedido y así quede constancia. Las ofertas al que fuera presentador de “Punto Pelota” le van a llover, eso que conste. ¿Qué te parece lo sucedido? ¿Es el final que merecía este culebrón de Intereconomía TV?