emm1PERVERSIÓN ORIGINAL (especial Emmys ’13).
Sigue nuestra cobertura especial sobre los premios más prestigiosos a los seriales del otro lado del charco, pero que arrasan y encumbran las pantallas de nuestros españoles. Abrimos nuestra quiniela, y analizamos y argumentamos nuestras apuestas para los Emmys 2013. Hoy toca desvelar la mejor serie dramática, junto a su mejor actor y actriz, y sus respectivos secundarios. Empecemos.
Mejor serie dramática:Game of thrones”, “Breaking Bad”, “Homeland”, “Mad Men”, “Downton Abbey” y “House of Cards”
Se cae respecto al año pasado “Boardwalk Empire” para regocijo de la ficción de Netflix, que en su primera temporada se ha hecho un merecido hueco en el Olimpo, dando un golpe sobre la mesa que puede ser tenido muy en cuenta a la hora de recoger el galardón. Aún así, la lógica apunta que “Mad Men” en su triunfal regreso se lleve el gato al agua…
breaking-badPero hay que tener en cuenta que el laboratorio de Heisenberg cerrará este año sus puertas de manera definitiva y este Emmy que aún (injustamente) no tiene sería la guinda al pastel.
“Game of thrones” puede también dar la sorpresa, marcada por un noveno capítulo que vale toda una temporada. “Downton Abbey” y “Homeland” tienen muchísimas menos opciones a priori, pero todos sabemos la devoción que tienen los estadounidenses por los temas que trata la serie de Showtime. Desde Tuteledigital.es creemos que lo merece “Breaking Bad” y apostamos por ella.
Mejor actor de drama: Bryan Craston (Breaking Bad), Hugh Bonneville (Downton Abbey), Kevis Spacey (House of Cards), Jeff Daniels (The Newsroom), John Hamm (Mad Men) y Damien Lewis (Homeland). Reñidísima hasta el punto de dejar fuera a los protagonistas de Boardwalk Empire, Dexter, The Americans o Hannibal (serie algo bodrio pero de gran reparto)
Hugh Bonneville sigue estando sobreestimadísimo por estos premios y el díscolo presentador de informativos dibujado por Jeff Daniels quizás es menos complejo que el resto de los personajes, por los que los dejo fuera desde ya. Es difícil que Demian Lewis repita galardón por segundo año consecutivo, a pesar de que su rendimiento no ha bajado.
John Hamm retomó las pantallas en un estado de forma incluso mejor que el que tenía en su partida, Kevin Spacey ha perfilado a la perfección la cercanía del congresista con el espectador… pero la evolución de Bryan Craston como un personaje en franca involución es demasiado brutal, con una escena para el recuerdo como es la discusión con su mujer. Él es el que más lo merece sin duda, aunque esta vez se lo arrebatará (por fin) el protagonista de Mad Men y no podremos decir que es injusto.
Mejor actriz de drama: Michelle Dockery(Downton Abbey), Claire Danes(Homeland), Vera Farmiga (Bates Motel), Connie Britton (Nashville), Elizabeth Moss (Mad Men), Kerry Washington (Scandal) y Robin Wrigth (House of Cards)
vera_farmiga_bates_motel_newsCategoría en la que nos encontramos con siete nominadas en lugar de seis, lo que muestra en un principio el nivelazo artístico de las mujeres en las ficciones de la televisión estadounidense. Incluso Julianna Margulies (The Good Wife) se queda fuera tras varios años consecutivos y siendo reconocida incluso con dos premios en anteriores ediciones.
El talentazo de Connie Britton o de Kerry Washington tiene buena parte de culpa, puesto que se han ganado la simpatía de público y crítica en unas series más bien de segunda línea. De las que repiten respecto a otros años, la mayor de las herederas de “Downton Abbey” sigue sin convencerme del todo, a la señora Drapper la veo sólo como a una candidata más y la desequilibrada protagonista de “Homeland” merece sin lugar a dudas el segundo galardón consecutivo que debería recoger si todo sale según lo previsto. Robin Wright es la seria alternativa a arrebatárselo… pero mi favorita sin duda es Vera Farmiga, que salva por sí sola la mediocre Bates Motel interpretando el no-papel que a todo el mundo sorprendió en el clásico blockbuster de Hitchcock.
Mejor actor secundario de drama:Bobby Cannavale (Boardwalk Empire), Jonathan Banks (Breaking Bad), Aaron Paul (Breaking Bad), Jim Carter (Downton Abbey), Peter Dinklage (Game of Thrones) y Mandy Patinkin (Homeland)
Esta categoría equivale a la típica pregunta de “a quién quieres más: ¿a papá o a mamá?”. Yo no sé qué contestar. Quizás es más fácil llegar a una conclusión excluyendo primero a algunos: Bobby Cannavale (a pesar de estar justamente nominado) y Jim Carter (aún siendo de largo el mejor actor masculino que hay en el amplio elenco de la serie británica). Con muchísimo dolor también tengo que dejar fuera a Jonathan Banks, porque dárselo a él sabiendo que sin embargo el Gus Fring de Giancarlo Esposito no obtuvo reconocimiento, me parecería un sacrilegio.
A partir de aquí, me huelo insultos por hereje: Peter Dinklage fuera también, a pesar de dibujar per-fec-ta-men-te al Tyrion al que tanto cariño le tengo gracias a la increíble saga de George R.R. Martin. Enorme Patinkin, que ha mejorado aún más a su Saul Berenson en el segundo año de “Homeland”… pero se lo doy a Aaron Paul, porque lleva haciendo lo propio de una manera increíble durante cinco temporadas, estando a la misma altura y superando incluso en algunas ocasiones a su compañero de desventuras (que ya es decir). Debe repetir nada más que por eso. Ahora bien, si lanzasen este Emmy cual ramo de novia en una boda y fuese el azar el que decidiese al ganador, me daría igual: lo merecen todos.
Mejor actriz secundaria de drama: Maggie Smith (Downton Abbey), Anna Gunn (Breaking Bad), Christine Baransky (The Good Wife), Morena Baccarin (Homeland), Christina Hendricks (Mad Men) y Emilia Clarke (Game of Thrones).
Este va a ser uno de los galardones que más cantados van a estar: será de nuevo Maggie Smith quien lo recoja (aprovecho para decir que me parece fatal que a su compañera de reparto Joanne Froggatt no esté siquiera en la lista). Lo veo tan claro porque además supongo que este premio justificaría el resto de nominaciones que de antemano se sabe que no van a llevarse a su mansión la dinastía Crawley. Ojo que esto no quiere decir que yo esté de acuerdo con ello ni mucho menos: Anna Gunn ha hecho muchísimos más méritos para recoger la estatuilla, y que acabe “Breaking Bad” sin que su papel se vea recompensado sería lamentable (la mezcla de aflicción y resolución que perfila en su Skyler es de admirar).
La khaleesi es justa nominada pero no sería justa vencedora, y respecto a Christine y Christina creo que más de lo mismo. Quien debería de darse con un canto en los dientes es la esposa de Brody, única actriz cuyo rol no llego a creerme del todo en “Homeland”. Por cierto, muy significativo que casi todos los papeles de esta categoría sean de mujeres que en un modo u otro son o han sido unas sufridoras de libro, en varias ocasiones a la sombra de sus cónyuges.
Por, Edu Centeno (@eddyeCenteno) – una PERVERSIÓN ORIGINAL para Tuteledigital.es

|| enlaces relacionados
> “American horror story: Asylum” y “Breaking bad”, las favoritas para ganar los Emmys 2013

dsfdbfdb