fegrPERVERSIÓN ORIGINAL || nº 018.
Cory Monteith, el actor que daba vida a uno de los protagonistas principales de la coral serie “Glee”, fue hallado muerto este domingo 14 de Julio en la habitación de un hotel de Vancouver. Al parecer la causa fue una recaída en el coqueteo con las drogas, que han estado presentes en la vida del canadiense desde que tuviera 13 años hasta los 31 que tenía actualmente.
Todos los esfuerzos que hizo por rehabilitarse y dejar de ese sórdido vicio el que encarnase a Finn Hudson durante cuatro temporadas en la exitosa serie musical no han tenido el éxito esperado, a pesar incluso de contar con el apoyo público de la que era su pareja en la ficción y en la vida real: la enormemente talentosa Lea Michele (Rachel Berry en Glee). “No pienso dejar que las drogas me arrebaten al hombre de mi vida. Le amo y por eso le cuidaré y le ayudaré a salir de esto”, declaró la neoyorquina en la una entrevista concedida a la revista GQ . Los esfuerzos, por lo visto, no han sido suficientes. Y es que, por más que quiera una persona, no puede ayudar a otra si ni siquiera el que tiene el problema no tiene la voluntad de ayudarse a sí mismo.
El shock en las redes sociales no se hizo esperar. Muchísimos amigos y compañeros del actor  publicaron sus condolencias vía Twitter y, sobre todo, su estupefacción al enterarse de la noticia. Entre ellos destacaban el reparto y equipo de “Glee” y artistas internacionales de renombre como Rihanna, Kim Kardashian, Neil Patrick Harris, Kaley Cuoco o, por supuesto, Taylor Swiftt, cantante con quien Cory mantuvo un breve romance antes de conocer a su partenaire en la ficción de la cadena FOX.
Sin embargo, fueron sus queridos gleeks (nomenclatura que reciben los acérrimos de la serie) los que lograron convertir en Trending Topic algunos hashtags como #RIPCoryMonteith, #PrayForLea o #AllFandomsAreHereToSupportGleeks.
Tal fue el impacto que incluso circulaba una foto en la que supuestamente Lea, que iba a ser su futura esposa (ya estaban comprometidos y se esperaba que celebrasen la boda de manera íntima a lo largo de este verano), lloraba desconsolada sobre el féretro en la llegada de este al aeropuerto. Sin embargo, la imagen se trataba de un fake y pertenecía a una antigua viuda de guerra, cuyo rostro no se vislumbraba pero que asemejaba bastante a la figura de la actriz. La realidad es que ella ha preferido no hacer ningún tipo de declaraciones, pidiendo a la prensa que se respeten su privacidad y sus sentimientos en estos momentos, a la vez que agradecía las muestras de apoyo que le llegaban por todas partes.
Cory no era un actor muy prolífico en lo que respecta a su carrera: tras un par de papeles menores en telefilmes y películas de escaso tirón, el casting de “Glee” le cambió la vida e hizo que el mundo descubriese sus grandes cualidades como actor, cantante y hasta baterista.
La duda ahora queda en saber qué pasará a partir de ahora con la exitosa serie, que comienza a rodar su próxima temporada el 29 de julio, esperando su estreno a finales de septiembre. Teniendo en cuenta que la renovación por esta quinta temporada y por una sexta más ya estaba confirmada por la propia cadena, y que además contaban con todos los integrantes del elenco original, la cuestión se presenta bastante peliaguda. Cada personaje del musical es prácticamente un alter ego del actor que lo interpreta, y en este caso Finn Hudson era ese chico con un talento innato para el mundo artístico que tenía miedo de mostrarle al mundo, y que a lo largo del desarrollo terminaría por explotar esa cualidad hasta llegar a un periodo de moratoria que concluye con la llamada a voces de un deseo a dedicarse a la docencia. Lo último que vimos respecto a su personaje en la cuarta temporada nos mostraba cómo afianzaba ese sentimiento inscribiéndose en la universidad, mientras su relación con Rachel se quedaba en un momentáneo standby.
Teniendo en cuenta la savia nueva que supuso la incorporación al cast de nuevos talentos en el coro del McKinley High School, la continuación de las tramas no va a suponer un problema, pero es innegable que todos los orgullosos losers permanecemos a la espera de saber cómo encajarán en la historia este duro e inesperado varapalo que pone en peligro a sus dos principales protagonistas, de entre los más carismáticos sin duda de la ficción.
Resolver el infortunio de su muerte en la vida real y explicar la desaparición de su personaje va a ser todo un reto para los guionistas… Más aún, al desconsuelo de la marcha de Cory se une el temor a que Lea Michele tampoco siga en ella debido a todo lo ocurrido. Si para nosotros ya va a ser difícil volver a ver la serie sin recordarle y evitando el sentimiento de orfandad, para ella imagino que será devastador entrar de nuevo en las rutinas de rodaje y seguir formando parte de manera presencial de la gran familia “Glee”.
De momento, lo que nos queda no es sino recordarle por lo que aportó en nuestro particular universo construido a partir de ella, así que descanse en paz, señor Monteith: su estrella, tanto en la vida real como en la ficción, queda en nosotros y en Lea.

Por, Edu Centeno (@eddyeCenteno) – Licenciado en Periodismo por la Universidad de Málaga para Tuteledigital.es