xcvbnHASTA SIEMPRE.
Las puertas del “Gran Hotel” se cerraron para siempre. La exitosa serie de época de Antena 3 finaliza tras tres temporadas y prácticamente dos años con un buen seguimiento. Anoche, lo hizo con un capítulo final que no dejó a nadie indiferente, cumplió con el “fueron felices y comieron perdices”. Realmente fueron felices porque despidieron la serie con un gran 14,9% de share y 2,6 millones de telespectadores, lo segundo más visto de la noche por delante del debate final de “Gran hermano”. ¡ATENCIÓN SPOILERS!
Por Alejandro Cuenca (@_cuencalejandro) || Tuteledigital.es
“Gran Hotel”, la serie de época producida por Bambú Producciones para Antena 3, cierra sus puertas definitivamente en la cadena de Atresmedia tras tres temporadas, 39 capítulos y casi dos años en antena. Este final aglutinó frente a la pequeña pantalla a 2.615.000 millones de telespectadores y concentró un gran 14,9% de share, lo que supone un récord y un acercamiento a su mejor marca en esta tercera temporada que fue un 15% el 19 de marzo.
“Fueron felicides y comieron perdices”
Lo que empezó con el asesino del cuchillo de oro centrando la trama desde un comienzo en la serie ha terminado desembocando en varias historias entre las que Don Diego Murquía se encontraba en medio. El cólera hizo acto de aparición en el “Gran Hotel” antes de que cerrara sus puertas en Antena 3 para siempre. Eso hizo que la trama pudiera dar varios giros y nuevos retos para los personajes de la serie. El final de la ficción dramática acabó con la vida de tres de sus personajes, a saber, Belén (se suicida), Diego Murquía (tiene cólera, pero muere a manos de Cisneros) y Benjamín.
Pero lo que realmente triunfó en este capítulo final fue el amor. Una serie que cumple totalmente con el dicho “fueron felices y comieron perdices”. Efectivamente, Julio y Alicia, aunque con algún contratiempo, pudieron irse del Hotel para iniciar una nueva vida juntos. Lo mismo sucede con el amor que surje entre Andrés y Maite, o el amor novelesco y poético de Teresa y Cisneros, como también los matrimonios salvados de Alfredo y Sofía, y Javier y Laura. A esta felicidad se suma la de Teresa por recuperar el Gran Hotel y la de Ángela que se convierte en directora del hotel en el que lleva trabajando toda su vida como gobernanta.
Este final no ha dejado indiferente a nadie. Se le podrá criticar que el final sea demasiado feliz o menos dramático, pero el final es el resultado de una historia complicada y larguísima que merecía acabar bien o así lo han visto desde la serie. Hubieron puntos muy dramáticos y atractivos en este final como el drama entre Diego y Cisneros por la muerte de Marta, el suicidio de Belén antes de ser detenida y con el desprecio de Andrés, la demostración de Teresa de que debajo de esa capa de hierro que hay entre sus enaguas existe un buen fondo sentimiental o las complicaciones de Alicia para irse definitivamente del Hotel.
El adiós definitivo
La noticia de su finalización, tal y como informó Tuteledigital, conmocionó a propios y extraños. Mucha gente esperaba que la serie se alargara como sucedió en otras ocasiones con otras ficciones. Aunque, en general, los fieles seguidores de la serie prefirieran un final inmediato antes de que la serie siguiera aflojando y se rompiera su éxito, no significa que o surgiera la nostalgia y pena por que una gran serie como “Gran Hotel” terminara para siempre.
Una pena porque el reparto que concentraba la serie de Antena 3 era fenomenal. Un plantel artístico numeroso, con grandes interpretaciones, con actores de renombre y con buenos descubrimientos. Una Adriana Ozores como mujer y cabeza pensante suprema, una Concha Velasco que vuelve a hacer gala de lo gran actriz que es o un papelón para Pedro Alonso por el personaje de Diego Murquía. Esto como un resumen y con el permiso del resto del reparto, porque la calidad en el elenco artístico ha sido enorme, como enorme han sido sus guionistas y el trabajo de la productora con esta serie que ha resultado ser un éxito en un marco inigualable como el Palacio de la Magdalena de Santander.
Desde que “Gran Hotel” se estrenara en la cadena de Atresmedia en octubre de 2011, han pasado casi dos años y tres temporadas con idas y venidas de personajes. La ficción se estrenó con un 20% de share y más de 3,7 millones de seguidores en el primer capítulo. Durante la primera temporada se mantuvo en el 18,5% de cuota de pantalla de media y 3,3 millones de seguidores; en la segunda, 14,7% y 2,8 millones; y en la tercera, aproximadamente en torno al 13% y 2,5 millones de telespectadores. “Gran Hotel”, aunque termina en Antena 3, seguirá la historia en la imaginación de sus fieles seguidores.