asdfghENTREVISTA TUTELEDIGITAL.
Hablamos con la que fuese la deslenguada Bárbara Ortíz en “Yo soy Bea”, con la “Cuñada” de Telecinco o la de Santi Millán en la ficción. Norma Ruíz nos cuenta todos los nuevos detalles de la segunda temporada de “Frágiles”, que llegará este verano, y comparte con nosotros sus mejores momentos y anécdotas en la serie que la llevase al estrellato gracias a la ‘rubia de bote’: “Se que ese personaje fue quien me ha puesto donde estoy“. Sin pelos en la lengua, Ruíz charla con nosotros.
A punto de regresar con una segunda tanda de capítulos de la serie “Frágiles”, producto de Isla Producciones, tal y como hemos informado en Tuteledigital, este portal ha compartido un amistoso café con la brillante profesional Norma Ruíz contemplando las mejores vistas de Málaga, quien estuvo invitada este año al Festival de Cine español de la ciudad malacitana.
Coqueteando con la ficción en la mítica “Cuéntame cómo pasó”, consiguió sin embargo arrasar en la pequeña pantalla gracias a la revolución que provocó el fenómeno Bárbara Ortíz en “Yo soy Bea”, la actriz, cantante y bailarina fue el descubrimiento de Isla Producciones, una ambiciosa casa, tal y como ella la define, que quiso que fuese parte protagonista de “Frágiles”, lo más inminente en la televisión donde podemos disfrutar de su excelente labor. Pero antes, pasó por “Gavilanes” en Antena 3, “El auténtico Rodrigo Leal”, encarnó a la dulce “Rocío Dúrcal”, y fue parte de la familia que Telecinco intentó emitir cada noche con “Cuñados”. No sin tampoco pisar teatro o cine (“La herencia Valdemar”) donde hemos podido verla comerse las tablas.
Aquí en España parece ser que da mucho miedo lo nuevo, no se arriesga como hacen en EE.UU
Tu última referencia en televisión es “Frágiles”, ¿Vas a continuar en la serie?
Sí, sí. La serie tiene una estructura fija, es una serie de personajes protagonistas, aunque bueno todo gira en torno a Santi Millán, pero luego cada capítulo tiene un personaje episódico importante, con un peso fuerte en la trama. Y la verdad que este año contamos con cameos muy de lujo porque está Malena Arterio, Elena Ballesteros, Patricia Vico… Es una serie donde la gente quiere estar, porque se trabaja desde la improvisación, desde la verdad, y desde la escucha; es un trabajo distinto.
La tragicomedia no se trabaja en España, se le tiene mucho miedo, sin embargo en EE.UU se trabaja bastante como por ejemplo “A dos metros bajo tierra” o “5 hermanos”, es un género súper exitoso. Y aquí en España lo nuevo da miedo, pero creo que en ese sentido Isla Producciones son muy valientes, ya hicieron “La pecera de Eva” y les funcionó muy bien, “Bicho malo”, “Impares”, y ellos trabajan con esta metodología. No nos inventamos las cosas, partimos de una escaleta de guión y una estructura básica, y tenemos unos puntos por los que tienes que ir pasando, porque sino la improvisación se alargaría mucho, y en ese sentido es muy gratificante para el actor porque todo nace de la escucha real, que con texto no pasa.
Isla Producciones es una productora low-cost pero invierte todo su dinero en calidad y en cuidar mucho a sus actores, son una gran familia
pilar-sube-a-ver-a-su-hermana_MDSVID20120802_0129_5
¿Se esperan cambios en la segunda temporada?
Muchísimos, y todos son increíbles. Es un giro tan grande que a la hora de retomar el proyecto hemos tenido que estudiarnos de nuevo muy bien a los personajes. Fue una bomba de relojería el cómo terminó la primera temporada, y ahora dices ¡Cómo retomamos esto!. Han dado un giro a todos los personajes, y se ha incorporado Gines García Millán, que hará de mejor amigo de Santi Millán, vivirá con él en la casa. Mi hermana se despertó y mi personaje, que también da un giro tremendo, estará con ella a su lado. Pero en definitiva todos dan un giro, el personaje de Ruth Núñez (Lola)… ¡Vais a alucinar!
Hasta nosotros mismos dijimos, ¿Pero como se les ocurren estas cosas tan fascinantes a los guionistas?, os va a encantar. Isla Producciones es una productora tan ambiciosa, que aunque está considerada como low-cost, todo el dinero lo invierte en calidad a la hora de rodar, de que los actores estemos bien.. y eso hace formar una gran familia. Es un equipo estupendo que lleva trabajando muchos años juntos, y se nota, hay mucha unión.
¿Habías trabajado alguna vez bajo la técnica de la improvisación?
Nunca. De hecho hay muchos actores que les da miedo trabajar así un guión, porque al final es como tirarte al vacío. No tienes nada en lo que sostenerte.
¿Y tú lo prefieres?
Sí, porque al final el actor termina hermanándose muy bien con el personaje, lo termina conociendo más que inclusive el propio guionista que lo ha creado. Y aquí, con esta técnica, el personaje sale de verdad, y por eso tiene que estar muy preparado para que no hagas en cada secuencia un personaje distinto. Es un trabajo más profundo, y engancha.
…¿Lo bordas porque compartes mucho con tu personaje?
Pues en este caso no. Quizá lo único que me asemejo con Pilar (‘Frágiles’) es el talante que ella tiene, que siempre está intentando superarse, siempre está de buen humor aunque haya problemas.
Yo he tenido mucha suerte, siempre lo digo, porque he hecho personajes muy diferentes, y en televisión eso es muy difícil, quizá no como en cine o teatro. En televisión suelen darte personajes que se asemejen a tu físico o carácter. Por ejemplo con Bárbara de “Yo soy Bea” era un personaje completamente opuesto a mí, la gente se pensaba que yo era así, y ni muchísimo menos (risas)
Esto es importante porque, de cara al espectador, estupendo porque se lo creen, pero de cara a otro director, tienen que entender que yo soy una actriz que hago ese personaje pero que puedo hacer otros muchos muy diferentes. En mi caso tengo personajes muy distintos, me reinvento mucho, creo que hay que estar por y para el personaje.
A veces no se cuidan las cosas como se debería, todos los productos no son iguales. Hay que asumir que ahora las audiencias no son las de antes
También te vimos en “Cuñados”, ¿Cómo te ofrecieron este papel tan diferente tras verte en “Gavilanes” o “Yo soy Bea”?
Pues fue de casualidad. Yo acababa de terminar de rodar “Rocío Dúrcal” y me iba de vacaciones, y cogiendo el avión me llamaron para la serie. En principio dije que no porque necesitaba reláx tras la TV Movie, porque un actor necesita un tiempo de descanso para desconectar del rodaje, es muy importante esto, y ya me costó una vez la salud.
Pues eso hice. Cuando regresé me volvieron a llamar, querían contar conmigo, y cuando me pasaron el texto a mi me pareció muy divertida, además del excelente reparto que tenía. Alberto Caballero me parece un gran guionista y director. Me daba un poquito de cosa porque me recordaba algo a “Matrimoniadas”, pero me llamó la atención, aunque no fuese lo que mas me apetecía en ese momento. Pero ciertamente, cuando un actor coge un texto, tiene que divertirte y enamorarte, y a mí me pasó eso. Y dije, pues acepto por eso.
Esto era un access prime time, y lo quisieron poner en prime time, y tampoco era eso; esto era tipo “Matrimoniadas” o “Cámera café”, y a veces tampoco se cuidan las cosas como deberían cuidarse. Todos los productos no son iguales. Por ejemplo “Frágiles” es un producto muy frágil, es una serie que no la puedes poner a competir con “Gran hotel” porque no son competencia una con otra; una superproducción de época frente a una serie intimista de personajes no tiene nada que ver, y por bombardear a una cadena, y me refiero a todas entre ellas, hay que asumir que ahora las audiencias que se tienen no son las que se tenían antes, y hay que apostar por la calidad, y tener de todo en la parrilla, y darle a cada producto su espacio. En el caso de “Cuñados” se precipitó su estreno, y no se hicieron las cosas como deberían de haberse hecho. Y hay veces que no cuaja.
Sin embargo “Yo soy Bea” fue un exitazo…
Yo en concreto no esperaba este éxito. Venía de hacer “El auténtico Rodrigo Leal” con la misma productora, no funcionó, aunque hoy en día el 21% de audiencia que cosechaba hubiese sido un bombazo, entonces era bajo.
Hay que tener en cuenta que los remakes son complicados. “Betty la fea” ya había sido un bombazo, ya había funcionado muy bien en España, y también es cierto que las comparaciones son odiosas. Yo por ejemplo no quise ver a la “peli-teñida” original, porque yo no iba a hacer lo mismo que ya ha hecho alguien que es maravilloso, es inimitable, tienes que hacerlo tuyo. Nunca pensé que tendríamos esa audiencia. Pero es cierto que también tenía todos los ingredientes para que fuese un éxito, no solo aquí, sino en cualquier país.
norma-ruiz¿Y porque no continuaste en la segunda generación de la serie?
Yo me fui de la serie, primero porque Bárbara era un personaje muy estereotipado y muy marcado, aunque lo adoraba y lo querré toda la vida, y tengo muy claro que es quien me ha hecho ponerme donde estoy. Era brutal, un caramelo desde el minuto uno, y yo lo sabía. Pero estos personajes tienen un tiempo, y cuando eres un actor reconocido si puedes quizá permitirte el lujo de estar mucho más tiempo con ese personaje, pero cuando no te conocen no debes arriesgarte. Tiene un tiempo, y no quería que se hiciese pesado en la segunda generación, era un personaje para salir, hacer dos cosas e irte. No para que esté todo el tiempo en pantalla. Funcionó tan bien que querían que estuviese todo el tiempo en pantalla, y yo no estaba de acuerdo. Yo tenía otras inquietudes, tenía cine, teatro.. y por querer compaginarlo acabé enferma. No se puede compaginar un personaje diario.
…iba a hacerse una secuela llamada “Bulevar 21” donde tu ibas a hacer la protagonista..
(risas) Esto surgió a mitad de estar yo en la serie, iba a ser en prime time, aunque no llegó a ser una propuesta firme. Era un arma de doble fijo, porque por un lado era irte a hacer una secuela, y por otro no querían que yo me fuese de ahí. Una historia rara que no terminó de cuajar, tampoco yo quería que se hiciese un spin off con mi personaje, porque al final nunca terminaría ese personaje. Bárbara no era por ejemplo como “Aída”, que era más cercana, más de la calle. El mío era muy radical, un sin sentido.
Y de un gran personaje como es Bárbara, a una grande de España como fue Rocío Dúrcal, ¿Cómo te metiste en la piel de Marieta?
Pues hubo lógicamente una parte de documentación, viendo todo lo que podía de ella, hablar con su entorno. A mí lo que me interesaba básicamente era saber si le molestaba el sol o no, si se rasgaba, que cosas le hacía ilusión… que es realmente como es la persona. Yo no me parecía físicamente mucho y había que hacer una construcción más interna e intentar evocarla, y hacerle un homenaje. Transmitir a la gente lo que ella fue. Para mi fue muy grande, era idílica, humilde, ama de casa de verdad, tenía unas cualidades que te termina enamorando. Nadie te habla mal de ella.
Luego en la parte artística se tuvo que trabajar mucho, porque eran bestias en el escenario. Era una interprete, vivía la canción, era una mujer que nunca desafinaba, era un animal escénico. Me daba mucho vértigo por todo esto, y porque todo el mundo la conoce.
asdfghjmjSi tenías poco parecido físico, ¿Porqué fuiste Rocío Dúrcal?
Porque los productores decían que yo transmitía exactamente lo que ella era; el ángel, la luz.. y era lo que buscaban, aunque evidentemente si hubiese sido completamente diferente en físico hubiese sido muy complicado, y no hubiese cuajado. Realmente fue más un trabajo de caracterización para que se asemeje mucho más. Pero fue sobre todo por las cualidades; bailo, canto, y son formaciones que no todo el mundo tiene. Además yo pude hacer toda su vida en todas sus etapas, normalmente se suelen coger a dos o tres diferentes, y en mi caso era yo sola, como Josep (Junior).
Tenemos muchísimo que contar, y hay series guardadas en el cajón que no se cuentan. No se arriesgan
Una de las facetas que te caracterizan profesionalmente es que eres bailarina, y Mediaset España está creando una serie musical y de baile, “Dreamland”, ¿No te han propuesto pertenecer a ella?
A mí me apetece hacer cosas; volver a cantar o bailar sería perfecto. Pero ni me lo han ofrecido ni me ha llegado, y mientras llega, tranquilamente. Yo fui bailarina y me dediqué profesionalmente durante 12 años a la danza y un día decidí dejarlo porque consideré que ya cumplí mi etapa como bailarina. También es cierto que me coincidió con una lesión que tuvo efecto liberador en ese sentido. Sigo bailando como hobbie, porque es algo que lo llevo dentro.
Aprovechando que hablamos de un nuevo producto televisivo, ¿Cómo ves la ficción en televisión actualmente?
Veo que no se arriesgan. Ahora les ha dado por series de época. Funciona un tipo de comedia, y se hace otra igual, y el público se cansa. Un producto determinado funciona porque a lo mejor es novedoso y divertido, pero siete iguales, no. Tenemos muchísimo que contar, y hay series guardadas en el cajón que no se cuentan. Por ejemplo “Cuéntame” estuvo mucho tiempo guardado, y después vino “Amar en tiempos revueltos”, “Puente viejo”.. A mi me parece muy bien que se imite lo bueno. Ahí tenemos a EE.UU que son buenísimos haciendo ficción, son los reyes, pero nosotros también hemos tenido una ficción nacional que nos ha funcionado genial durante muchísimos años. Y tenemos esa moda ahora de imitar regular, es decir, si imitas una época tienes que gastarte dinero y no hacer algo con tres pesetas.
Y no será por falta de ideas, lo que pasa que no se arriesgan, y creo que no arriesgar ahora mismo es el riesgo más fuerte del mundo, porque tal y como están las audiencias de repartidas tienes que ofrecer cosas distintas y punteras. Hay que conseguir que la gente no mande What App mientras ve la tele. Hay que intentar sorprender, crear cosas distintas.
Entrevistada por Álvaro Roldán (@alvaroRoldan_) para Tuteledigital.es
|| enlaces relacionados
> Así es la nueva temporada de “Frágiles”
> Telecinco recompensa la fidelidad de “Frágiles” con una segunda temporada
> “Sin desprestigiar a “La pecera de Eva”, “Frágiles” es un buque que lidia con tiburones”