iStockWestern-RidingEN PROYECTO.
Antena 3 traerá a su parrilla televisiva una nueva serie de ficción totalmente novedosa para su cadena. Se trata de una serie de vaqueros, inspirada en los western clásicos como ya hiciera Telecinco con su “Tierra de lobos”. La nueva ficción es tan atractiva para la privada, que estando en fase de creación por parte de Globomedia, la cadena de Atresmedia ya ha dado luz verde al proyecto.
Por Alejandro Cuenca (@_cuencalejandro) || Tuteledigital.es
En la ficción de la cadena privada aún no se encontraba una serie de este tipo, una ficción que lleve a los espectadores de la cadena hasta el lejano oeste. Inspirada en los western clásicos, la nueva serie estará ambientada en la California del Siglo XIX, según avanza El Mundo. Después de la época, tan llamativa y decorativa en televisión, Atresmedia viajará al pasado, pero en esta ocasión, llegará hasta época de vaqueros para ambientar con otro estilo su programación.
La nueva ficción en la que trabaja la productora Globomedia, que ya ha trabajado para la cadena en reiteradas ocasiones con “El Internado”, “Los hombres de Paco” o “El Barco”, se encuentra en una primera fase de creación y desarrollo. La productora se encarga en estos momentos de la estructura, diseño y primeros guiones de la nueva serie. De hecho, aún no conocemos el nombre definitivo que adoptará este nuevo formato para Antena 3 que podría estrenarse a lo largo de 2014.
Antena 3 quiere arriesgar y apostar por historias diferentes, así es como defienden desde la cadena la inmersión en el proyecto. “Muchas veces, la virtud también está en el riesgo y a nosotros nos gusta apostar por historias diferentes”, justifica al diario la directora de ficción de Atresmedia, Sonia Martínez. Ciertamente, el proyecto es ambicioso y un poco arriesgado, ya que no es un formato al que esté acostumbrado la audiencia de su cadena, pero es importante la apuesta por innovar en formatos que no han conocido la parrilla televisiva de Antena 3.
Del contenido de la serie se conocen muy pocos detalles. Como hemos mencionado al principio, estará ambientada en la California del Siglo XIX. La historia transcurre en un pueblo, punto de encuentro de héroes y villanos, y pronto tendrán que hacer frente a la llegada de nuevos habitantes con objetivos muy distintos a los suyos. La serie nos recuerda mucho a un anterior proyecto de Telecinco y la productora Multipark Ficción, “Tierra de lobos”, la historia que narra las aventuras de los hermanos Bravo, perseguidos por la justicia, y que intentan vivir una nueva vida en su tierra natal.
En este caso, la cadena de Mediaset ya ha emitido las dos primeras temporadas de esta serie del oeste, pero que aún se desconoce cuándo se emitirá su tercera temporada, en el cajón desde el verano pasado que terminó de rodarse, aún con una media de casi tres millones de espectadores y más del 15% de share en su segunda temporada. Con los pocos datos que obtenemos de esta nueva iniciativa, su comparación con la serie de Telecinco es inevitable, ya veremos si en Antena 3 podrán encarjarlo mejor o peor que en la de Fuencarral.
El público de la cadena de Atresmedia es una audiencia acostumbrada a la sorpresa, y acostumbrada también a las ficciones que llegan de mano del guionista Daniel Écija, que será quien escriba los guiones. Su público es familiar, mayoritariamente femenino, aunque se acerca bastante también al masculino. La mezcla de acción, aventuras y romance, en el entorno del lejano oeste, intentará sorprender a este público que suele encajar bien los nuevos formatos de ficción como sucedió en el estreno de “El barco” o en el estreno, partes del desarrollo y final de “El Internado”.
Los viajes al pasado gustan en Antena 3, pero una buena historia y un buen reparto es decisivo para que esta nueva ficción logre cuajar en su audiencia. En cuanto Atresmedia y Globomedia avancen en el desarrollo del proyecto, veremos si podría ser una serie que consiga encajar finalmente con el público espectador. Les seguiremos informando sobre este nuevo proyecto audiovisual en cuanto adopte mejor forma.