esdmFESTIVAL DE LA CANCIÓN ’13.
Todo listo en Mälmo, Suecia, para la 58º edición del festival de Eurovisión, un año más, no exento de polémica. A los malos augurios que sitúan a nuestros representantes (El sueño de Morfeo) en la cola de la clasificación, se unen las quejas de los eurofans, que piden a TVE la emisión de las dos semifinales.
Spain, 12 points. Esa es la expresión que quizás más guste a los eurofans españoles, aunque no parece que se repita mucho en esta edición de Eurovision. O así se refleja en páginas de apuestas como Oddscheker, que sitúan a El Sueño de Morfeo en la posición 29 de 39 países, no obstante España pasa directamente a la final junto con Italia, Reino Unido, Francia, Alemania y el país anfitrión, Suecia.
Aunque estas apuestas no son determinantes y todo se decidirá el día 18 de mayo,  es cierto que la “balada pop-rock celta” (calificada así por la cantante Raquel del Rosario) no ha cosechado en Europa el éxito prefestival que sí logró el año anterior Pastora Soler, que quedó en un merecido décimo lugar.
Con un arranque épico de gaita, la canción va in crescendo hasta acabar con sonidos rocks, y  con el toque celta que caracteriza al grupo asturiano. Ésta sería una de las bazas a favor para escalar posiciones, ya que en la presente edición, donde parten como favoritas Dinamarca, Italia y Noruega, no  hay ninguna canción parecida.
Como cada año, no faltan los comentarios que califican al festival como ‘friki’. Y algo de razón no les falta. Un gigante en Ucrania, cantantes vestidos de astronautas por Montenegro, o la representante de Finlandia vestida de novia, nos acompañarán, si consiguen pasar las semifinales de los días 14 y 16, en la final el sábado 18.
Son en esas semifinales, donde los países (excluyendo el  ‘Big 5’ más Suecia) lucharán por conseguir un hueco en la final. TVE está obligada a emitir la segunda semifinal donde España vota, pero no la primera, algo que ha generado numerosas quejas por parte del nutrido grupo de seguidores del festival. La corporación ya reiteró su intención de no emitirla sin dar ningún tipo de justificación. Por tanto, se podrá ver la segunda semifinal por La 2, y la final, por La 1.
Además de éste, otro problema relativo a la final se generó hace unos meses, cuando se conoció que la fecha coincidiría con la final de la Copa del Rey. La complicación se solventó rápidamente, cuando Atlético y Real Madrid aceptaron disputar el encuentro un día antes  de la final de Eurovisión, asegurando TVE unas magníficas audiencias que seguro se repetirán este año tras el 43’5% de share de Pastora Soler y su ‘Quedate Conmigo’ en 2012.
En esta edición, José María Íñigo volverá a narrar el festival, e Inés Paz, copresentadora de ‘La Mañana de La 1’, será la encargada de transmitir los votos españoles, sustituyendo así a Elena Sánchez. Carlos Mochales, director de entretenimiento de TVE ya explicó en rueda de prensa como tienen mucha “confianza” en que El Sueño de Morfeo quede en buena posición, argumentando que no sería “ningún problema económico” para el ente público que España resultara ganadora.
No hay que olvidar que el certamen es  un programa de televisión, organizado por la Unión Europea de Radiodifusión, y que cada año congrega en sus televisiones a cerca de 200 millones de personas de todo el mundo.
Por Alberto Coves (@albertocoves) para Tuteledigital.es